SOBREPESO-OBESIDAD Y COVID-19 – por Prof. MSc. Débora Sotelo

Desde inicio de la pandemia por Covid-19, se ha informado a la población que el exceso de peso es uno de los factores más atractivos para dicho padecimiento.
Sin embargo, nos hemos “quedado en casa”, y, en lugar de hacer lo que esté a nuestro alcance para minimizar los riesgos, hemos aumentado de peso, colocándonos en situación de mayor vulnerabilidad (susceptibilidad/probabilidad).

En primer lugar, es importante definir la expresión exceso de peso o sobrepeso de riesgo. Es el que se diagnostica como OBESIDAD.
Podemos hacernos el diagnóstico nosotros mismos.
Una de las maneras más sencillas de detectar Obesidad es aplicando la ecuación denominada Indice de Masa Corporal (IMC). IMC ≥ 30 Kg/mt2 es OBESIDAD.
¿Cómo lo haces? A tu peso, lo divides por el cuadrado de tu altura.
Ejemplo: Si tu peso es 80 Kg y tu altura 1,60 mt, estimas 80 dividido 1,60 por 1,60 (80 dividido 2,56). Esto te da como resultado: 31,25 Kg/mt2, lo cual informa el diagnóstico de OBESIDAD.

Esto que parece tan simple de diagnosticar, no es tan sencillo de manejar. La razón obedece a que la obesidad en realidad no es el simple exceso de peso corporal, sino un estado de inflamación metabólica leve, la cual, a medida que progresa, se complejiza y altera otras funciones corporales, lo cual, a su vez, agrava el cuadro de la enfermedad. Si, la OBESIDAD es una ENFERMEDAD !!!!

Hace años la OMS declaró a la obesidad como PANDEMIA. Sin embargo, esta declaración no asustó ni puso en jaque a nadie; todo lo contrario, fuimos aumentando cada vez más la incidencia y prevalencia de la misma.
El gran problema de la obesidad es que afecta severamente el sistema inmunológico. Hay muchísima evidencia clínica experimental de ello.
¿Qué es el sistema inmunológico? Nuestras defensas !!!
Hemos debilitado nuestra capacidad de defendernos!
Por eso estamos en la condición en la que estamos, expuestos!!!
Como clínica que a diario trabaja con personas que padecen diversas patologías relacionadas, puedo observar que aún continuamos buscando afuera la solución que TENEMOS DENTRO DE NOSOTROS.
¿Somos concientes de que podemos recuperar nuestra Salud? Si. Podemos!!!
Pero para ello, debemos ir a la causa del problema.
El problema no solamente radica en que no le hemos dado la importancia que tiene esta vieja y cada vez más grave pandemia; y estoy hablando de la obesidad.
✓ No tomamos conciencia de que una mujer embarazada que incrementa su peso de manera excesiva, PROGRAMA A SU HIJO dentro de su útero para padecer enfermedades altamente mortales o invalidantes (cardiovasculares, hipertensión, diabetes, entre otras).
✓ No somos concientes de que las leches con las que se sustituye a la lactancia materna perjudican la salud del lactante, haciéndolo vulnerable a esta y otras enfermedades.
✓ Tampoco tomamos conciencia de que sobrealimentamos a nuestros niños con alimentos procesados y envasados altamente calóricos, provocando el desarrollo de la enfermedad.
✓ No somos concientes de que nosotros mismos, los adultos, presentamos casi 70% de sobrepeso u obesidad.
El temor a padecer covid-19 nos afecta seriamente, sin embargo, inconscientemente, nuestro comportamiento nos acerca a dicha enfermedad.
Estamos como estamos por enfocarnos en hacer, adquirir, capacitarnos, generar recursos, pertenecer a círculos sociales, etc. y nos hemos olvidado de nosotros mismos.
Hoy, el llamado a la reflexión y a tomar acción, es urgente.
Es tiempo de dejar de culpar o responsabilizar al sistema, a personas o a condiciones de vida…….
Comencemos a ocuparnos verdaderamente de nuestra vida.
La obesidad se ha transformado en un GRAN NEGOCIO para inescrupulosos que buscan vender espejitos de colores o fantasía de pérdida de peso mágica a través de métodos absolutamente inadecuados para la salud.
Hemos responsabilizado a la industria alimentaria, sin embargo “pregunto en voz alta”, ¿quiénes sostienen a la industria sino NOSOTROS, LOS CONSUMIDORES?
La industria tiene sus intereses, absolutamente monetarios, sin embargo, te ofrece lo que tú eliges. Ella no va a crear un producto que sabe que no te gusta y que no comprarías. Entonces, podemos llegar a ponernos de acuerdo en que es nuestra demanda lo que determina la oferta.
Por lo tanto, la sugerencia en esta publicación es que dejes de desperdiciar tu esfuerzo, tu tiempo y tu dinero en promesas de pérdida de peso.
La única manera eficaz de tratar la obesidad es desde el enfoque de la persona en su totalidad.
Las dietas fabulosas que prometen resultados alejados de la realidad de la persona, conducen a la frustración y al abandono; y a una ganancia de peso aún mayor que la inicial, debido a adaptaciones metabólicas y alteraciones emocionales.
Una mirada integral, psiconeuroinmunoendocrinológica, permitirá encontrar la manera de que la persona cambie su forma de mirarse y comience a hacerse responsable de sus pensamientos y acciones, para alcanzar su propio bienestar y salud.
Si queremos lograr que esta pandemia de covid19 pierda su fuerza, tomemos nosotros la fuerza y comencemos a mejorar nuestro estado nutricional, el cual determinará nuestra salud.
Organicemos nuestra alimentación incluyendo abundantes nutrientes inmunoestimulantes (verduras, frutas, agua).
Realicemos actividad física, también importante para mejorar las defensas.
Descansemos adecuadamente.
Realicemos actividades que nos hagan sentir plenos, satisfechos y con alegría.
No entregues tu vida en manos de nadie. Apóyate en profesionales capacitados. Tú tienes la capacidad de recuperarte; y de este modo, ser ejemplo y testimonio para otros que se encuentren en similares condiciones, de que “se puede” cambiar el rumbo de la historia, con determinación.
Sólo tienes que decidirlo y actuar de modo perseverante en ello.
Podemos hacer que el ambiente para el desarrollo de covid-19, sea desfavorable, haciendo saludable nuestra manera de vivir.
¿TE SUMAS AL DESAFÍO?
Con mucho aprecio y respeto, Débora Sotelo.

Prof. MSc. Débora Sotelo
Dp. Psiconeuroinmunoendocrinología
Dp. Diabetología

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.