Tip Jurídico: Ley Cristal

¿Conoces la “Ley Cristal”? Es la ley anticorrupción del país.

La Ley Nº 17.060 de 1998, conocida como Ley Anticorrupción o Ley Cristal, contiene disposiciones para prevenir, reprimir y erradicar el “mal uso” del poder público y las prácticas corruptas.

Los funcionarios públicos deben cumplir ciertos principios al desempeñar su cargo, tales como: probidad, respeto, buena fe y lealtad, imparcialidad, rectitud, transparencia y legalidad.
Todo incumplimiento de los principios, toda conducta de abuso, exceso o desviación de poder, así como el uso indebido del cargo para obtener un beneficio económico hará incurrir a sus autores en responsabilidad disciplinaria, civil o penal.

¿Qué conductas son contrarias al buen desempeño de la función pública?

• Negar información o documentación solicitada de acuerdo a la ley.
• Usar el cargo para conseguir un beneficio para sí o para un tercero.
• Tomar en préstamo o de cualquier otra forma, dinero o bienes de la institución, salvo que la ley expresamente lo autorice.
• Intervenir en las decisiones de asuntos en que haya participado como técnico, debiendo poner en conocimiento de su superior la situación para que éste resuelva.
• Usar en beneficio propio o de terceros información reservada o privilegiada de la que se tenga conocimiento en el ejercicio de su función.
¿Qué conductas están expresamente prohibidas a los funcionarios públicos?
• Hacer contratos con el organismo al que pertenecen o estar vinculado con empresas que presenten ofertas.
• Los funcionarios con competencia para gastar no pueden intervenir cuando estén ligados con los contratantes por razones de parentesco.
• Recibir dinero, regalos, beneficios, favores u otras ventajas, para sí o para otros, por hacer, acelerar, retardar u omitir actos de su empleo, o por un acto ya cumplido.
• El uso indebido de los teléfonos celulares contratados por las oficinas.
• La utilización indebida de fondos y bienes pertenecientes al organismo público.
• La actuación en la misma oficina de personas con vínculos de parentesco.
• La realización de actividades proselitistas de cualquier especie.
Todo funcionario está obligado a denunciar irregularidades, prácticas corruptas o delitos de que tuviere conocimiento por razón de sus funciones.

La omisión de denunciar puede constituir delito.

Las personas que denuncien irregularidades o delitos contra la Administración serán incluidas en el beneficio de protección de testigos.

Equipo de Merino & Asoc. Estudio Jurídico.