Soñaba El Ciego Que Veia Y Soñaba Lo Que Queria

Algunos se enojan cuando hablamos de inseguridad,  por la falta de policías y leyes que los protejan a ellos, en el país.

A otros les duele que señalemos puntualmente que la enseñanza es un desastre, producto de los  malos programas y de  profesores que cambiaron el enseñar. por el luchar por salarios dignos, cosa que no esta mal.

No pocos nos critican cuando decimos que se nos tomó el pelo con el Imae y que el Fonasa, creado en su momento para solucionar los problemas de la salud, terminó de alguna manera creando un caos en esa temática.

Hay gente que les molesta que uno opine de los comestibles que suben en las góndolas y de los precios que aumentan diariamente, cosa esta constatable en cualquier supermercado.

Hay otros que justifican la suba de la nafta con un dólar que sube y baja , pero no dicen nada y se quejan cuando decimos que debería de bajar Ute y Antel cuando dan tantas ganancias que regalan constantemente dinero en publicidades  innecesarias.

Todo se politiza y hasta, no pocos, justifican el gasto del avioncito que soñó Sendic y ahora lo tiene, sin haber llamado siquiera a licitación para su compra, avión que salió sin orden a buscar un acusado de violación en la cordillera.

Dolió a muchos el famoso tema de la ambulancia, que se entregó y no se entregó realmente, con una amplia zona rural esperando que se terminen lo trámites burocráticos de un país enfermo de papeleo.

Hasta salieron las críticas de algunos “enanos mentales” por la presencia de León Gieco y la Catalina junto a nosotros.

En fin se enojan, se ponen de mal humor y hasta se permiten el lujo de criticarnos, cuando con solamente hacer un examen de conciencia, deberían de darnos la razón y por lo menos aceptar nuestras críticas válidas y puntuales.

Se van a terminar de enfermar, no sean malos con ustedes mismos, dejen la soberbia de lado y comiencen a reconocer errores y tomen la pastillita,¡¡¡ por favor!!!

Como bien dice el refrán …”soñaba el ciego que veía y soñaba lo que quería”.

Pero no se enojen, de las tinieblas se sale únicamente encendiendo la luz.

Busquemos entonces la luz de la verdad, sin olvidarnos de que el que se “enoja” pierde un tanto, recordando  de lo que dijo el filósofo Epicteto “La cosa mas difícil es conocernos a nosotros mismos, la cosa mas fácil, hablar mal de los demás”.

 

Luis Giovanoni.