Solidaridad de uruguayos y noruegos con aporte de Intendencia mejora calidad de vida de salteños

El intendente Germán Coutinho destacó la generosidad de ciudadanos uruguayos y noruegos, que sumados a un aporte fuerte de la Intendencia para facilitar el traslado –desde el otro lado del mundo–, de implementos que mejoran la calidad de vida de personas con discapacidad, beneficiaron a instituciones y particulares de Salto.

Lo dijo en Casa de Gobierno, durante la entrega de bipedestadores, sillas de ruedas, andadores (triciclo), sillas higiénicas y agarraderas para baño, así como también, elevadores de pacientes, traídos desde Noruega.

Felicitó a los responsables y funcionarios del Departamento de Desarrollo Humano y Social y de la Oficina de la Discapacidad de la Intendencia por la gestión y trámites realizados para concretar el traslado. Y aseguró que inmediatamente debe continuar la tarea para conseguir otros beneficios.

Aclaró que esta acción es solo una pequeña parte de la deuda que la sociedad toda tiene con la discapacidad, especialmente en materia de accesibilidad e integración social. Al respecto señaló que los futuros proyectos de infraestructura deberán contemplar a todos cualquiera sea su condición.

El director de Desarrollo Humano y Social se manifestó emocionado por la presencia de todos los beneficiados y sus familiares, porque es un esfuerzo que hizo todo el pueblo de Salto para costear el transporte de los elementos tan necesarios para la vida diaria de estas personas e instituciones, dijo.

Junto a Coutinho y Presentado, estuvo el subdirector de Desarrollo Humano y Social, Francisco Regueira y la encargada del área de la Discapacidad, María José Benítez.

La Fundación Aldea de la Bondad y el Hogar Millán, recibieron un bipedestador cada una y a la Asociación de Jubilados y Pensionistas de Salto (AJuPenSal), se destinaron dos unidades similares.

Laura López, Elsa Suárez, Nelsa Suárez y Alfredo Ferreira, recibieron silla de ruedas para cada uno. Santiago Aranda y Carlos Collazo, se beneficiaron con un elevador, cada uno. Mientras que Anthony Durán recibió silla higiénica, andador y agarraderas para baño.

Los elevadores de pacientes, son de fácil maniobra y traslado en forma segura sin dificultad y tienen capacidad de hasta 180 kilos de peso.

Asistieron directores departamentales y jerarcas de la Intendencia, representantes de las instituciones y familiares de los particulares beneficiados.