Rohani se convierte en el nuevo presidente iraní

DUBÁI (Reuters) – El clérigo moderado Hasan Rohani asumió el cargo de presidente iraní el sábado, sucediendo a Mahmud Ahmadineyad, después de que el líder supremo, el ayatolá Ali Jamenei, le respaldara, según los medios iraníes.

La contundente victoria electoral de Rohani en junio despertó esperanzas de un fin negociado a la disputa sobre el programa nuclear iraní. Eso evitaría una posible nueva guerra en Oriente Próximo.

Jamenei besó en la mejilla a Rohani y el nuevo presidente besó al líder en la solapa.

El inicio de la presidencia de Rohani pone fin a los ocho años Ahmadineyad, durante los cuales Irán se aisló aún más y recibió más sanciones por parte de Naciones Unidas, Estados Unidos y la UE por su programa nuclear, poniendo una enorme presión sobre la economía.

Rohani afronta enormes retos, como combatir la inflación que el mes pasado él estimó en el 42 por ciento, reducir el alto desempleo y reducir las divisiones políticas entre conservadores, moderados y reformistas.

Su prueba más inmediata será persuadir al Parlamento de que apruebe a sus candidatos para los puestos ministeriales, que se prevé que anuncie el domingo tras jurar el cargo.

“Rohani ciertamente nombrará a hombres y mujeres más competentes para ministerios económicos e instituciones clave. También seguirá políticas económicas más sanas”, dijo Shaul Bakhash, historiador iraní en la Universidad George Mason en Virginia.

“Pero los problemas económicos son alarmantes … Por encima de todo, sin un alivio serio de las sanciones, es difícil ver cómo Rohani puede volver a poner en movimiento la economía”.