Recomendaciones para el retorno seguro a los hogares luego de inundaciones

En la reunión del Comité Departamental de Emergencias este sábado, la directora departamental de Salud, Dra. Cristina González, brindó el detalle de las recomendaciones realizadas por el Ministerio de Salud Pública para el Retorno Seguro a los Hogares; aquí algunas de ellas:

Para el retorno a la vivienda se sugiere realizar una primera inspección para evaluar el estado de la misma y su entorno.

Se recomienda efectuarla:
a) en horas del día con luz natural,
b) en lo posible, dos personas adultas,
c) realizar una atenta observación de los accesos al hogar, visualizando los objetos depositados en el entorno que obstaculicen el paso, evitando tocarlos hasta asegurar la ausencia de riesgo eléctrico.

A TENER EN CUENTA:

1) Acceder con guantes y botas de goma, botas que se usarán hasta que quede demostrada la ausencia de cables de electricidad caídos o de fugas eléctricas al terreno,así como de objetos en el piso que puedan producir lesiones y contaminación a quienes transiten descalzos o con calzados inapropiados. No usar romanitas, sandalias o similar.
2) Tener precaución con la instalación eléctrica, en particular frente a cables eléctricos caídos.
3) Establecida claramente la inexistencia de riesgo de accidente eléctrico dejar abierta puertas y ventanas para facilitar el secado de las instalaciones. Tener siempre presente que las ventanas y puertas metálicas son conductoras eléctricas.
4) Ante la existencia de cadáveres de animales, se procederá conforme a lo que determinen los servicios municipales o en su defecto a su enterramiento (1,20 metros de profundidad).

RIESGO DE LAS EDIFICACIONES

Incluir vivienda y construcciones anexas (galpones, cobertizos, garajes etc.).
Las corrientes de agua, lluvias y vientos pueden desestabilizar cimientos, paredes y techos. Se debe asegurar que la estructura edilicia está conservada, frente a duda consultar al Comité Departamental de Emergencia.
Se registrará:
– La altura o nivel al que ha llegado el agua dentro de la casa habitación (mancha de humedad de la pared) marcando con lápiz, lapicera o con cualquier otro mecanismo.
– Las paredes húmedas dan soporte a hongos cuyas esporas pueden producir alergias. La reincorporación de los niños y adultos alérgicos, es deseable que sea con paredes secas, teniendo en cuenta que la existencia de madera puede favorecer los procesos antes señalados.

EL RIESGO ELÉCTRICO

Mediante un listón de madera, bajar la llave general de la luz (que debería haber quedado baja al evacuar la vivienda). Asegurarse que no haya ningún toma corriente (“enchufe”) ocupado, es decir ningún instrumento eléctrico conectado a red. Antes de reconectar la energía eléctrica, dejar secar las paredes.
Frente a duda de fugas eléctricas, consultar al Comité Departamental de Emergencia.

RIESGO DE INFECCIONES

– Abrir puertas y ventanas y permitir la ventilación. Utilizar guantes, tapa bocas y botas de goma, primero sacar los lodos hacia fuera mediante pala y balde. Posteriormente proceder a pasar una espátula a efecto de retirar los lodos secos de la pared. Dicho rocedimiento puede levantar polvo que no debe inhalarse, utilizando correctamente un tapa boca.
-Todas las personas que trabajen o colaboren en éstas tareas deben estar correctamente vacunados, en particular contra el tétanos. Extremar cuidados para que los niños no se expongan a riesgos.
-Todo alimento carente de envoltura hermética y procedente de ámbito inundado, debe ser considerado como contaminado y por ende no ser consumido.
– El lavado final debe hacerse con agua que lleve 60 ml de hipoclorito por litro de agua (la concentración comercial de uso del hipoclorito es de 40 gramos litro). Implica lavado de piso y trapeado de paredes, el cual se hará de arriba hacia abajo teniendo mucho cuidado con salpicaduras en los ojos, usando botas y guantes durante todo el trabajo.
– El desborde de cámaras sépticas y consecuente contaminación circundante, implica considerar el terreno como contaminado. En ningún momento se circulará descalzo.
– Si la inundación afectó las cañerías de agua, se recomienda, hasta informe del Comité Departamental de Emergencia, hervir el agua o agregar 1 gota de hipoclorito por litro de agua limpia. Bajo ninguna circunstancia beber agua de río. Recordar no comer alimentos que hayan estado en contacto con aguas de la inundación. Lavarse las manos frecuentemente con agua limpia y jabón o usar alcohol gel. No preparar alimentos a menos que se haya lavado las manos con agua desinfectada y jabón.
– Lavar todos los utensilios de cocina (latas, frascos, recipientes de plástico, etc.) antes de usarlos, con jabón y agua segura o desinfectada. Sumergir en una solución de hipoclorito con 5 ml de hipoclorito por litro de agua manteniéndolos por 30 minutos y luego enjuagar con agua segura.

RECORDAR QUE UNA INUNDACIÓN PUEDE Y SUELE DETERMINAR:

• Enfermedades transmisibles, proliferación de microorganismos.
• Problemas de eliminación de desechos (sólidos y líquidos).
• Viviendas dañadas.
• Desborde de cámaras sépticas y consecuente contaminación circundante.
• Lesiones traumáticas: accidentes por electrocución, accidentes de tránsito, etc.
• Interrupción de vías de comunicación.
• Arrastre de sólidos, intensa erosión y depósito de sedimentos.
• Extensas áreas anegadas por persistencia de agua, pérdida de cosechas