Recomendaciones para cuidarse del calor, fin de semana con temperaturas cercanas a los 40°

 

Las temperaturas para los próximos días irán en aumento y las autoridades de la salud dan cuenta de una serie de recomendaciones para evitar el golpe de calor. El fin de semana la temperatura rondará entre 37° y 38°, pero la sensación térmica puede superar los 40°.

El MSP informó que “cuando la temperatura ambiente es elevada puede afectar la salud”. Las personas más vulnerables para sufrir afecciones por el calor son los niños -sobre todo menores de 6 años, adultos mayores de 65 años, personas con enfermedades crónicas como Hipertensión Arterial, Diabetes, Obesidad, cardiópatas y consumidores de alcohol, personas con discapacidades, quienes realizan trabajo de esfuerzo físico intenso al aire libre y personas que practican deportes al aire libre.

Con respecto a los síntomas y signos de exceso de calor, el MSP indicó que los mismos son: calambres, agotamiento, dolor de cabeza, nauseas y/o vómitos. También se destaca la deshidratación: decaimiento intenso, postración, piel seca, boca y/o lengua seca, ojos hundidos, en los niños pequeños llanto sin lágrimas y fontanela (mollera) hundida, sed intensa. Puede presentar presión arterial baja y pulso rápido.

Sobre los signos y síntomas del golpe de calor, que se da en casos extremos según el MSP, se nota un “cuadro grave que se caracteriza por temperatura corporal elevada mayor de 40 grados, piel caliente y roja, inestabilidad al caminar o estar de pie, mareos, cambios de conducta o nivel de conciencia como delirio, somnolencia, confusión pudiendo llegar a presentar convulsiones y coma”.

¿Cómo cuidarse?
Según informa El Observador, para evitar afecciones por el calor, el MSP dio una serie de conducta para protegerse. En lo posible se debe evitar salir del hogar entre las 11 y las 18 horas, y permanecer en el espacio más fresco de la casa.

Beber líquidos siempre que se sienta sed y consumir más líquidos de lo habitual aunque no tenga sed. Ofrecer a los niños más líquidos de lo habitual y a los bebés lactancia a demanda. No abusar de las bebidas alcohólicas.

Evitar comidas copiosas y calientes, y preferir comidas ligeras en base a verduras y frutas, optando por porciones chicas aunque se coma más veces al día. Mantener alimentos en la heladera y extremar medidas de higiene.

Tomar dos o tres duchas refrescantes por día o refrescarse con paños húmedos, usar ropa holgada, ligera, de colores claros, sombrero, lentes de sol y protector solar.

Si debe salir en horarios de mucho calor, caminar por lugares sombreados. Evitar la permanencia de niños, personas mayores y animales en el auto, cuando esté estacionado.

Si se tiene familiares, amigos o vecinos ancianos, con discapacidades o enfermedades crónicas que viven solos o permanecen solos durante varias horas en el hogar, llámelos frecuentemente.
En caso de síntomas de exceso de calor
El MSP también emitió recomendaciones para tomar si se presentan síntomas o signos de exceso de calor. Ellas son permanecer en un lugar fresco y sombreado, refrescarse con paños húmedos y fríos sobre todo en cabeza, cuello, axilas y regiones inguinales o tomar una ducha refrescante, beber abundantes líquidos fríos.

Si con esas medidas no se logran avances se debe consultar a un servicio de urgencia lo antes posible.

En caso de síntomas de golpe de calor
Si la situación es más avanzada, con síntomas y signos de golpe de calor, se trata de una situación grave por lo cual se debe solicitar asistencia médica de forma urgente.
Se recomienda colocar a la persona afectada en un lugar fresco, retirar la ropa y refrescar el cuerpo con paños húmedos y fríos, y en lo posible abanicar el cuerpo. Si la persona está consciente, colocarla con la cabeza más elevada que el cuerpo y ofrecerle líquidos fríos.

Si la persona se encuentra inconsciente, no darle líquidos, colocarlo de costado con piernas flexionadas y refrescar el cuerpo con paños húmedos hasta que llegue la asistencia médica