RANCHOS DESARMADOS NO ESTABAN OCUPADOS Y QUE EN ESE PREDIO SE HARÁ EL PIAI

granjaLa ocupación de un predio por parte de cinco familias que construyeron sus casas precarias allí, ameritó la intervención de la Intendencia de Salto, con una denuncia planteada ante la Justicia para resolver la situación. Resulta que ese terreno, es justo el lugar donde en breve comenzarán a construirse 117 viviendas en el marco del plan de reasentamiento regular del PIAI, acordado entre la Intendencia salteña y el Ministerio de Vivienda.

Se trata de un proceso de trabajo que duró mucho tiempo y que tuvo en espera a decenas de familias que hoy ven con esperanza que llegó el momento de construir un hogar digno para ellos. Empero, la necesidad de vivienda ha hecho que algunas familias construyan una casa precaria en ese mismo sitio, lo que de permitirlo, impediría que pueda construirse el proyecto PIAI ya acordado y con ello se echaría por tierra el trabajo realizado durante meses por las 117 familias que ganaron ese lugar para instalarse.

En tanto, que lamentablemente la comuna tuvo que intervenir para frenar la construcción de casas precarias en ese espacio y pudo quitar dos casas precarias que no tenían moradores, en tanto que las otras familias allí ubicadas fueron notificadas de un proceso de desalojo.

El encargado del área de Vivienda de la Intendencia de Salto, Fabián Granja, informó que si permiten el acceso de estas personas a esos predios, el proyecto por el cual se ha trabajado durante tanto tiempo para beneficiar a todas las familias que lo comprenden, no podrá concretarse y eso generaría una situación aún peor.

AHI VA EL PIAI

“Nosotros hemos dicho lo mismo en todos los asentamientos, si la Intendencia va y elabora un proyecto con todas las familias que están en el lugar y éstas son 50, pero después cuando se hace todo el proceso de gestiones y se consigue la plata y se empiezan la construcción de la vivienda digna y se entregan las tierras ya no son 50 sino que se agregaron 10 más y son 60, no hay política de vivienda que sea seria, y los proyectos se caen, la plata se pierde, y los problemas aumentan y acá paso eso, entonces no se puede avanzar nunca”, dijo Granja.

Expresó que cuando “fuimos al lugar y la policía tuvo que ir naturalmente porque había orden judicial y la misma se tiene que cumplir, lo que impedimos fue la construcción de nuevos ranchos allí, pero en el lugar no estaba viviendo nadie, eso quiere decir que estas personas que armaron sus ranchos de costaneros en ese espacio, están viviendo ya en algún lugar”.

Granja dijo que en el momento en que se estaba llevando a cabo el operativo, apareció una de las familias implicadas en la ocupación y aseguró que se “les explicó que en ese predio se va a construir el proyecto PIAI para las familias que ya llevan tiempo gestionando una vivienda, además no puede alguien ocupar un terreno cualquiera así como así y adueñarse del lugar, la gente no puede hacer eso, hay todo un procedimiento que cumplir, ellos tienen derecho como cualquier ciudadano a presentarse y plantear su situación ante la Intendencia”.

El representante del área de Vivienda de la Intendencia de Salto indicó que “incluso en este caso hubo tres familias que construyeron sus viviendas y las ocuparon de inmediato, y durante el operativo no se las desalojó, sino que se las notificó del proceso de desalojo que va a llevar un tiempo, pero no se las sacó a la calle”.

“Ellos tienen el derecho como todos los ciudadanos de ir a la Intendencia y registrarse como aspirantes a una vivienda, y la Intendencia va a ir analizando cada caso de acuerdo a las necesidades de cada uno. Pero también hay mucha gente que necesita una vivienda y no vive en un asentamiento, y son necesidades que hay que atender, porque se trata de gente que vive amontonada en casa de familiares y también precisan una vivienda. No se puede atender solo la necesidad de quienes ocupan un terreno”, dijo el funcionario.
Señaló además que “hay asentamientos que están ocupando espacios públicos en nuestra ciudad y si bien sabemos que la necesidad de vivienda es muy grande, entendemos que debe haber un proceso de trabajo que tienda a una solución más integral y que la gente en ese sentido respete los espacios que son de todos. Creo que se deben respetar los pasajes públicos, porque hay una política seria de vivienda y el hecho no es, voy y agarro un terreno en cualquier lugar, sino me anoto y cumplo un proceso”.

Dijo que en el caso de estas familias, “el pasado viernes habían sido notificadas por parte del juez competente cinco personas que habían estado construyendo sus viviendas precarias en ese lugar. A las mismas se les avisó que en ese predio justamente que es donde van a estar instaladas las viviendas del proyecto PIAI que demoraron años en gestionarse, no podían edificar nada, y se les dijo que el sábado sino acataban la orden, se procedería al desarme de los mismos, pero la tarea se pospuso para hoy donde nos encontramos con que tres de los cinco ranchos ya estaban completamente armados y habitados, pese a que existía orden judicial para no hacerlo”.

Granja explicó que “desarmamos dos ranchos en los que no estaba viviendo nadie, no sacamos a ninguna familia a la calle bajo lluvia como se dijo, ni nada por el estilo, pero lo que sí vamos a priorizar en este caso es el proceso de construcción de las viviendas de PIAI que llevan años gestionándose”.