Puerto de Salto… otro buen ejemplo

La transformación que ha venido operando nuestro puerto como posible boca de salida de nuestra producción así como también de ser una posible boca de entrada de turistas –pues son ambas aristas en las que se está trabajando desde nuestra comunidad y la Administración Nacional de Puertos-, es buena cosa.

Del trabajo mancomunado y complementario que se viene realizando por los dirigidos por Alberto Díaz en Puertos así como por los dirigidos por Germán Coutinho en la intendencia, saldremos ganando todos los salteños, demostrando de esa manera que cuando hay voluntad de sacar las cosas adelante, nuestros gobernantes sacan buena nota.

Pero este trabajo en conjunto que se aprecia entre las autoridades nacionales y las departamentales ha pasado a ser moneda corriente, pues lo mismo ha podido observarse con la llegada a Salto de ministros e integrantes de directorios de entes autónomos y servicios descentralizados, lo que sin duda es buena cosa porque en definitiva somos los salteños los que terminamos beneficiándonos de esta buena forma de encarar la actividad gubernamental.

Como siempre, hay alguno que se sale del libreto y pasa a ser la excepción a esta buena regla, lo que deberá revisarse oportunamente para que no se tome al pueblo de Salto de rehén de cuestiones coyunturales como las que se nos vienen el próximo año.