Psicóloga Cecilia Casola (MIDES): “En violencia no se puede trabajar en mediación, el violento es muy manipulador”

20160520_092921La Psicóloga Cecilia Casola integrante del servicio móvil de violencia basado en género del MIDES dialogó con 10 minutos sobre diferentes temas, entre ellos la violencia contra las mujeres “Es un tema muy complejo y que desde hace unos años se visualiza mucho más, antes era un tema mucho más privado y no se animaban a denunciar, ahora hay elementos legales que te amparan, desde el año 1993 se declaran nuevamente los derechos humanos de la mujer, así como los niños. No son más problemas privados son problemas de la sociedad”.

El servicio especializado de atención a mujeres en situación de violencia doméstica dependiente de INMUJERES ofrece atención psicosocial y legal gratuita a mujeres en situación de violencia doméstica y funciona en MIDES Uruguay 374 el teléfono es  47324174.

“En estadísticas es mucho mayor el número de mujeres que sufren este flagelo, trabajamos con mujeres mayores de 18 años, el servicio funciona desde el año 2009 así que hace algunos años que estamos enfocados en esta problemática” destacó.

En cuanto al número de mujeres que concurren a el Instituto Nacional de las Mujeres expresó “Nosotros tenemos agendadas 5 o 6 mujeres por día, alrededor de 20 nuevas mujeres que recurren a nosotros por mes”.

“Tenemos que trabajar en perspectiva por los derechos humanos, nosotros en el servicio no exigimos la denuncia, la mujer va en un proceso de salida, en estos vínculos exste mucha dependencia, se le sugiere una denuncia cuando existe un factor de riesgo. El violento de género da una imagen de mejor vecino, mejor compañero, mejor amigo, el cierra la puerta y todo cambia. En violencia no se puede trabajar en mediación, el violento es muy manipulador y la mujer en una mediación queda desdibujada” agregó.

“Se tiene que saber que siempre se puede salir, no es fácil pero nunca es tarde para volver a estudiar, para volver a trabajar, para volver a retomar el rumbo en tu vida, nadie más que uno puede tomar las decisiones sobre su propia vida” concluyó.