Presentaron Mayo Amarillo buscando erradicar la violencia en el tránsito y las tasas de siniestralidad

En la Sala de Reuniones del Palacio Córdoba, se realizó el lanzamiento del programa Mayo Amarillo, un trabajo social e interinstitucional que busca sensibilizar a la población, con el fin de bajar las cifras de siniestralidad que en el caso del Uruguay, son altamente preocupantes.

En ese sentido, junto a diversas instituciones, profesionales de la salud, docentes y centros educativos, la Intendencia de Salto presentó a través de los responsables del Departamento de Tránsito un cronograma de trabajo que se llevará a cabo durante los próximos días.

SINIESTRALIDAD

“Estamos dando inicio al Mayo Amarillo, por una resolución de la Organización de Naciones Unidas (ONU), en donde el color amarillo tiene una relación con la luz del semáforo, que significa advertencia”, dijo el director de Tránsito de la Intendencia, Lic. Rafael Di Donato.

Resaltó a su vez la labor de médicos y enfermeros que estaban presentes en la ocasión por ser los que “tienen que decirle a las familias de las víctimas qué fue lo que les pasó y los que incluso conviven el día después de ocurrido el siniestro, con las víctimas”.

Di Donato dijo que Uruguay tiene 500 muertos al año producto de los siniestros de tránsito, pero también tiene 30 mil heridos por año por la misma causa. Señaló que el país gasta el 4,5 % de su PBI en “curar a los heridos” y fue elocuente al señalar que los siniestros también son “indicadores de pobreza, porque si fallece la madre o el padre de una familia en un hecho de esta naturaleza, la familia se queda además de toda la pérdida física, sin el sustento”.

Informó que el 92 % de los accidentes de tránsito ocurren en países pobres y subdesarrollados. Pero revertir esto, “depende de cada uno de nosotros, de cómo nos conducimos nosotros y eso determina consecuencias en términos sociales, políticos y económicos”.

La coordinadora de Tránsito, Andrea Cardozo declaró a su turno que el abordaje será “multisectorial con centros de enseñanza e instituciones de salud como lo son el Hospital y el Centro Médico, así como también con ONG’s y organizaciones sociales. Iremos por los medios de prensa entregando el símbolo del Mayo Amarillo que fue elaborado para todo el país por la Unidad Nacional de Seguridad Vial (Unasev)”.

Cardozo señaló que llevarán a cabo una serie de actividades y talleres, anunciando que la Facultad de Enfermería realizará una actividad a concretar pronto y que además harán un taller el próximo 25 de mayo, en la Unidad Básica Asistencial Nº8 del barrio Williams donde abordarán específicamente el tema de los jóvenes y la familia, con la importancia de la misma en la concepción de estos temas.

Cardozo dijo que “este tema nos compete a todos y es responsabilidad de cada uno de nosotros desde nuestro ámbito”, agregó que “la idea es que la gente entienda que los siniestros son prevenibles y previsibles y que por lo tanto, podemos evitarlos y por eso agradezco el compromiso de todas las instituciones presentes”.

SECUELADOS

No obstante en representación del Centro Médico de Salto, el Dr. Alfredo Abelleira sostuvo que “este lazo amarillo significa nuestro compromiso, los accidentes de tránsito son una epidemia mundial y el Uruguay y Salto no están exentos de esto. A lo dicho agrego que de las personas lesionadas muchos de ellos quedan secuelados y eso genera una carga social importante que genera un impacto económico grande”.

Reseñó que con el programa Mayo Amarillo lo que queremos es “llamar la atención a todos los estratos de la sociedad, para que cuando salga la gente a conducir un vehículo, cualquiera sea este, cada uno sea responsable de que se trate de un tránsito sin violencia, sin agresividad y con la menor cantidad de lesionados posibles”.

Abelleira advirtió que “nosotros queremos que la gente respete las leyes de tránsito, que Uruguay las tiene y como símbolo de una sociedad ordenada, participemos de esa manera en el tránsito, sin violencia y con respeto, evitando así una siniestralidad tan alta que nos sitúa en una estadística muy mala para un país de 3 millones de habitantes”.

COMPROMISO

Por su parte, el Secretario General de la Intendencia de Salto, Lic. Fabián Bochia, manifestó el compromiso institucional que tiene la comuna para con este tema.

Aprovechando un auditorio repleto de jóvenes estudiantes liceales, Bochia les pidió a quienes conducen motocicletas que “piensen que ustedes salen de sus casas y tienen que volver como salieron, porque están construyendo ciudadanía, son parte de nuestra comunidad y de sus familias, por lo tanto no son responsables solamente de los que les pase a ustedes, sino que imaginen a sus familias cómo vivirán después de un accidente”.

Bochia también se refirió al trabajo de los profesionales de la salud que son los que deben atender a las personas heridas y tratar con las familias después de un accidente. “Se los regalo, deben tener un espíritu inquebrantable para hacer ese trabajo y después volver a sus casas y estar con sus familias”, señaló.

“La Intendencia se suma con gusto a este compromiso para tender a bajar las cifras de siniestralidad y reafirmamos nuestro compromiso de seguir trabajando en ese sentido”, admitió el Secretario General de la comuna.

MAYO.Imagen fija003