“Pity” Álvarez deberá enfrentar a la Justicia otra vez: anularon su absolución

La absolución a Cristian “Pity” Álvarez, el líder de los grupos de rock Viejas Locas e Intoxicados, dictada en 2014 quedó sin efecto. La Sala IV de la Cámara Federal de Casación Pena anuló esa decisión al darle lugar al recurso de casación interpuesto por el representante del Ministerio Público Fiscal, confirmó el Centro de Información Judicial.

El Tribunal Oral en lo Criminal Número 20 de la Ciudad de Buenos Aires lo había declarado inimputable tras investigar los hechos imputados al músico, entre los que se encontraban amenazas coactivas agravadas por el uso de armas, portación de armas fuego, daño y encubrimiento agravado. Por esos delitos, el fiscal Oscar Ciruzzi había solicitado cuatro años de prisión para Álvarez y que sea atendido por su adicción a las drogas.

Para el máximo tribunal penal del país, “Pity” Álvarez conocía la criminalidad de sus actos pese al estar bajo el efecto de sustancias tóxicas. Por mayoría, se resolvió reenviar las actuaciones al tribunal de origen para que vuelva a investigarse y realizar un nuevo pronunciamiento. Además, el juez Hornos propuso el dictado de una sentencia condenatoria directa.

Una de las denuncias que recibió Álvarez en los últimos años fue por romperle el teléfono celular a una seguidora que le había pedido una foto y por amenazar a la madre de la joven. Ocurrió en 2010. Ese mismo año le disparó en la pierna a su representante, Alejandro Novara. Estuvo detenido de septiembre de 2010 a marzo de 2011 hasta que la Cámara del Crimen le otorgó la libertad. Luego fue detenido por portar un arma calibre 45.

Hace pocos meses fue demorado por la policía tras escupir fuego en el medio de un recital realizado en el Club Atenas de La Plata. Cuando comenzaron a sonar los primeros acordes de la canción “Fuego” de Intoxicados, “Pity” tomó una antorcha de fabricación casera, se llenó la boca con un líquido combustible y empezó a lanzar llamas al aire.