Pablo Williams  “Te toma de sorpresa cuando lo ves en las noticias, pero es lo que iba a ocurrir”

pabloEl hermano de María Victoria Williams se refirió a la inminente liberación de Pablo Goncálvez.

“Desde que lo metieron preso sabíamos que iba a salir porque la ley uruguaya así lo prevé. Es algo que te toma de sorpresa cuando te lo encontrás en las noticias pero sabía que iba a ocurrir”.

“Desde el punto de vista legal se cumplió con todo lo que hay que hacer, cumplió la prisión que le correspondía. No hay nada que reprochar al respecto”, dijo.

“Ahora, emocionalmente te vuelve a traer toda la situación. (…) Esto ya trasciende lo que nos tocó vivir a nosotros y las demás familias pero se pueden dar otras situaciones que le pasen a otras familias”.

EL CASO QUE ABRIÓ LOS OTROS CASOS

Williams murió a manos de Goncálvez el 8 de febrero de 1993. Fue el tercer asesinato que se le atribuyó.

Según la investigación policial, abordó a Williams en la parada del ómnibus, situada en la misma cuadra de su casa.

La engañó pidiéndole ayuda para cargar a su abuela. Supuestamente, dijo, habia sufrido una descompensación.

Una vez en la casa, atacó a Willams por la espalda usando éter. Acto seguido, le colocó una bolsa de nylon en la cabeza y la ató a su cuello.

La Policía encontró el cadáver de la joven salteña, de 23 años, detrás de un sillón. Goncalvez la tuvo allí por tres días. Estaba esperando la oportunidad de sacarla de su casa.

La desaparición de María Victoria -que era una persona con una rutina muy estabblecida. inquieto de inmediato a sus familiares y amigos. Asi, la Policía allanó la casa del joven estudiante de Ciencias Económicas.

La Policía venía investigando a Goncalvez por otros dos homicidios, el de Ana Luisa Miller (1991) y el de Ana Gabriela Castro Pena (1992).

Hasta entonces era simplemente un sospechoso, con antecedentes neonazis y la denuncia en su contra de una limpiadora por violación en el año 1990. Dicha denuncia no tuvo andamiento.

La prueba del ataque a Williams lo puso de nuevo en el centro de la investigación.

En un baldío de Maroñas La Policía ató cabos con dos de los casos: una libreta de notas de Andrea Castro, así como una agenda parcialmente quemada y un monedero de María Victoria Williams.

Una corbata rota hallada en su cuarto coincidía con la empleada en el asesinato de Andrea Castro, de 15 año, cuyo cadaver fue hallado en Punta del Este. Se pudo comprobar que es anoche de setiembre de 1992 Goncalvez había estado -igual que ella- en la discoteca England.

En el caso de Miller, una joven profesora de historia, de 26 años, el único indicio claro fue que su auto Fiat Uno apareció a pocos metros de su casa.

Ana Luisa y su novio habían pasado año nuevo en un baile del Old Christian. Después de la fiesta llevó a su novio a casa y nunca más se supo de ella hasta fue hallada horas después en Solymar conseñales de estrangulamiento.

 

Fuente: subrayado