Otro avance en derechos

Con 68 votos afirmativos en 68 diputados/as presentes, se aprobó la Ley de Acciones Afirmativas hacia la población afrodescendientes, hecho que representa un reconocimiento y reparación frente a la histórica discriminación de la que ha sido objeto la población afro en Uruguay.

El punto de partida de la ley es de fundamental relevancia para esto: Reconócese que la población afrodescendiente que habita el territorio nacional ha sido históricamente víctima del racismo, de la discriminación y la estigmatización desde el tiempo de la trata y tráfico esclavista, acciones estas últimas que hoy son reconocidas como crímenes contra la humanidad de acuerdo al Derecho Internacional.

La ley es el resultado de un proceso de acumulación histórica, de décadas de trabajo de las organizaciones de la sociedad civil y otros actores/as que han luchado por la eliminación del racismo en nuestra sociedad. En Uruguay se ha avanzado en los últimos tiempos con la creación de mecanismos de equidad racial y aportando fuertemente en el proceso camino a Durban, con lo que esta aprobación termina de cerrar un proceso de acumulación sobre todo en el ámbito laboral y educativo.

Sobre estos, la ley establece una serie de estímulos desde el sistema educativo para reinsertar a esta población en el mismo, y en la ley de inversiones para empresas privadas que seleccionen funcionariado afrodescendiente. Además, propone una cuota mínima del 8% de ingresos al Estado de población afrodescendiente –porcentaje similar a la cantidad de personas que se autoidentifican como afrodescendientes de acuerdo a las datos del último censo 2011-.

Desde el Instituto Nacional de las Mujeres celebramos este nuevo avance en derechos para la población uruguaya, y redoblamos nuestro compromiso de trabajar por un Uruguay con justicia y equidad para toda su ciudadanía.

Fuente: Inmujeres