Ola de calor genera pico de consumo de luz y agua

AIRELas altas temperaturas registradas y el pronóstico para los próximos días generaron un fuerte aumento de la demanda de luz y agua.

UTE, por su parte, informó que de todas formas el servicio no se ha visto afectado.

La máxima potencia demandada en el 2014 fue el 17 de enero con 1734 Mega watts pero en el día de ayer, 26 de enero, se superó dicho record alcanzando los 1756 Mega watts.

En energía el pico más alto del año pasado había sido en la misma fecha con 34.800 Mega watts por hora y en el día de ayer, también se superó alcanzando los 35.156 Mega watts por hora.

Aún no se superó el record histórico del 30 de diciembre del 2013 en donde la potencia demandada fue de 1839 Mega watts y la energía 36.494 Mega watts por hora, según explicó a El Espectador Luis Margenat, gerente de operaciones de UTE.

La zona nordeste, fruto del crecimiento de la demanda arrocera y la experiencia del año pasado durante la ola de calor, fue respaldada con dos generadores de 8 Mega watts cada uno oportunamente instalados en Río Branco y Treinta y Tres, debiendo ponerse en estos días uno de ellos en funcionamiento.

Margenat explicó que pese a la demanda, UTE no ha tenido que recurrir a ninguna medida extraordinaria para la generación de energía eléctrica.

Por su parte, OSE registró ayer el récord de consumo para el verano, según informó a El Espectador el presidente del organismo Milton Machado.

Solo en la capital y el área metropolitana se consumieron 647.000 m3 de agua durante el día cuando la media en enero está entre los 600.000 m3 y los 620.000 m3.

El último pico registrado por OSE se dio el 16 de enero con 640.000 m3.

Pese a ello no se registraron dificultades de baja presión y la situación por el momento es totalmente normal, explicó el jerarca.

Según el presidente de OSE, el organismo no ha tenido problemas por el florecimiento de colonias de algas en las fuentes de abastecimiento.

Milton Machado indicó que se dispone de un sistema de alerta temprano que permite aplicar productos químicos que neutralizan la presencia de estos organismos en el agua potable.

FUENTE: EL ESPECTADOR