Mauricio Macri declaró que parte de su patrimonio está en Bahamas

mEl jefe de Estado argentino duplicó su fortuna en un año, según surge de su primera presentación ante la Oficina Anticorrupción. Caputo y Grindetti son sus deudores.

Mauricio Macri presentó su primera declaración jurada como Presidente y la comparativa –con respecto a los números que dio en 2015- indica que en un año duplicó su patrimonio.

En el amanecer de la campaña electoral que terminó por llevarlo a la Casa Rosada, el líder de Cambiemos consignó que poseía $52.962.332. Y según la declaración jurada que acaba de presentar ante la Oficina Anticorrupción (OA) que conduce Laura Alonso, al 31 de diciembre de 2015 contaba con un patrimonio de $110.278.620, un 108% más que a principios de enero de 2015.

Para explicar el incremento, el Presidente hizo una aclaración en el apartado 11 que corresponde a las “observaciones”: expuso que esta vez valuó las acciones que posee en diversas sociedades anónimas; en la presentación anterior les había asignado un “valor simbólico” de 1 centavo.

En la documentación a la que accedió Infobae, el mandatario aclaró que los $18.719.094 millones que poseía en 2014 –repartidos en una cuenta en los Estados Unidos y otra en Suiza– están ahora depositados en las Islas Bahamas, aunque no precisó en qué tipo de cuenta.

Los $57.3162.88 millones extra que tiene Macri surgen –según se detalla en la presentación que difundió El Cronista– de los 47 millones que que les asignó a sus porcentajes accionarios en las empresas Molino Arrocero Río Guayquiraro, Yacylec, María Amina, 4 Le-guas y Fideicomiso Caminito (valuadas en $19.613.505); Agropecuaria del Guayquiraro ($19.486.511) y en E. Costa S.A, del diputado radical por Santa Cruz.

Además Macri sumó cuatro nuevas propiedades: tres terrenos en Pilar ($ 596 mil cada uno) y otro en Salta por un valor de $334.364. Ya tenía otros inmuebles, entre ellos una propiedad en Uruguay de 33.000 metros cuadrados.

Un detalle significativo: mantiene como deudores a su amigo, el empresario Nicolás Caputo, y al intendente de Lanús, Néstor Grindetti, funcionario involucrado en los Panamá Papers; en conjunto, ambos deben devolverle algo más de $22 millones.

Otro dato para consignar: a principios del año pasado Macri tenía deudas por $3.797.352, pero a finales del mismo año el número se redujo a $78.956.

Si se va mucho más atrás en el tiempo, en 2008, cuando arrancó en la gestión pública, el entonces jefe de Gobierno porteño declaró en la Ciudad que poseía unos $27.626.686. Claro está que los métodos de consignación eran diferentes.