La migración de clientes al ARSAT-1 se acelerará en enero

coheteEl ARSAT-1 comenzó a dar servicios de telecomunicaciones y la empresa acelerará desde enero la migración de clientes desde la unidad alquilada al satélite propio, un trabajo delicado que se realiza desde la estación terrena en Benavídez.
A fines de noviembre, explicó a Télam el presidente de ARSAT, Matías Bianchi, “empezamos a encender los transponder y funcionó todo muy bien”.
Agregó que tanto el ARSAT-1 como el satélite alquilado AMC-6 “están en la misma posición, uno al lado del otro”; y “ahora empezó el proceso de migración que venimos planificando hace un año y que nos va a llevar unos cuantos meses”.
La migración significa trasladar del AMC6 al ARSAT-1 los clientes que ya están usando los servicios satelitales.
Se trata de proceso delicado, y que además -realizado con “detalle”- permitirá un uso más eficiente de la capacidad del satélite.
“Es un trabajo de detalle que hay que hacerlo con cuidado y en coordinación con los clientes, así como los cambios que hay que hacer en muchas de las antenas de tierra”, señaló.
En este proceso de migración “lo primero que vamos hacer es migrar nuestros propios servicios, lo que ARSAT-1 le da a ARSAT, para aprender y para darle prioridad ahora mientras pasan las fiestas”.
El trabajo más fuerte va a empezar en enero, después de las fiestas”, con los clientes del sector público y lo privados.
La primera transmisión que se realizó utilizando el ARSAT-1 fue el acto oficial por el 31 aniversario del retorno a la democracia con el discurso de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.