LA ESCRIBANA ALMIRON ESTA EQUIVOCADA

llantada

Tras conocerse la respuesta de la Esc. Almiron respecto a nota publicada en 10 MINUTOS escrita por Juan Modesto Llantada, y en la que esta ultima, critica fuertemente el gobierno departamental de Coutinho (Barreiro), Llantada, decidió salir al cruce, realizando algunas puntualizaciones. RECIBIMOS Y PUBLICAMOS. 

La escribana Almirón equivoca el estilo, confundiendo lo personal con lo conceptual, atribuyendo intenciones. Ninguna de esas actitudes ayudan a su argumentación, que mezcla el ataque personal, afirmaciones tremendistas contra la gestión de la Intendencia y la reivindicación de una “tercera posición” política que nadie ha cuestionado.

Nada de eso tiene que ver con el asunto. El tema real es que efectivamente ahora, como hace cinco años atrás, la ciudadanía está enfrentada a una opción excluyente; por un lado la coalición política Frente Amplio con sus tres candidatos, Fonticiella, Lima y  Soto, (con la activa participación de ADEOMS), y por otro una “coalición” que en forma espontánea se aglutina en torno a la candidatura de Germán Coutinho.
Es algo que ya ocurrió, que se genera al margen de la voluntad, deseos e intención de los dirigentes, y  que la nota que tanto molesta a la Almirón, se limita a describir; con algún agregado proselitista, (es verdad), pero sin faltar a la verdad ni ofender a los ciudadanos que ejercen libremente el derecho al sufragio.
Tal parecería que cada cinco años aparecen quienes creen que los ciudadanos al votar por determinado partido, quedan permanentemente adscriptos al mismo, y que su voluntad es sustituída por los pareceres, acuerdos  y caprichos de los dirigentes.
Es un error. Los ciudadanos votan con absoluta libertad. La Constitución de la República y las leyes electorales, (que el Partido Nacional contribuyó decisivamente a crear), consagran esa libertad en forma absoluta y indiscutible al darle la acto del sufragio la garantía del secreto.
La Esc. Almirón está pues equivocada; interpreta la descripción de la realidad, como un ataque contra la candidatura a la intendencia de su partido, y personaliza innecesaria y descomedidamente. En realidad su nota tiene una inevitable reminiscencia con la actitud de aquellos que por disgustarles lo que refleja, se enojan con el espejo. Dicho esto con todo respeto.
M. J. Llantada Fabini