Intendente solicitó que Salto sea sede permanente de la Guardia Republicana

 

El intendente de Salto, Andrés Lima, se reunió días pasados con el Ministro del Interior, Eduardo Bonomi, para solicitarle extender la presencia de la Guardia Republicana en Salto, a fin de trabajar en la prevención del delito.

Lima dijo que “fue una reunión muy positiva en la que le planteamos al ministro Bonomi que la Republicana se mantenga en Salto y cumpla tareas vinculadas con la seguridad”. Hizo hincapié en que el objetivo sería “concentrarse en la prevención del delito y no en tareas vinculadas con el tránsito, ya que esa labor de fiscalización la debe llevar adelante el departamento de Tránsito de la Intendencia, con sus inspectores, junto a los efectivos de tránsito de la Policía”. Además, si bien en estos momentos “la tarea de prevención del delito está concentrada más bien en la zona sur, le planteamos que se haga en toda la ciudad”.

El Intendente puntualizó que el Jefe de Policía de Salto está “de acuerdo con que la Guardia Republicana permanezca en Salto y seguramente el ministro se comunique con él, por lo que estamos a la expectativa de la respuesta”. Además, “el Jefe de Policía nos confirmó que aumentó el número de efectivos en la calle y pretendemos que nuestros ciudadanos puedan ingresar con tranquilidad a cualquier barrio”. Por eso “entendemos que a los efectivos de Jefatura de Policía hay que sumarle La Republicana”.

ALTAMENTE POSITIVA

En la reunión se planteó también la posibilidad de que la Intendencia contribuya con un espacio físico para los funcionarios de La Republicana. Lima reconoció que “lo sentimos muy receptivo a Bonomi” y que “lo satisfizo que la Intendencia esté dispuesta a colaborar con el alojamiento”.

Consultado Lima sobre la posibilidad de establecer un anclaje regional, respondió que “el ministro nos dijo que Tacuarembó y Salto han pedido una sede permanente y la visión del ministerio es tener una guardia permanente en el norte. En la actualidad son 1.200 efectivos y la intención es llegar a 1.500 en el 2020. Ese aumento de integrantes permite pensar en una sede permanente en el norte”. Hasta tanto eso se concrete, “solicitamos que continúen en nuestra ciudad en la lucha contra el delito entendiendo que el rol de La Republicana es fundamental. En la zona sur, en dos o tres meses de trabajo, ha existido un cambio importante. Saber que esa zona vive hoy con más tranquilidad nos permite imaginar que en el resto de la ciudad pueda darse lo mismo”