Intendencia desarrolla Programa de Centros Educativos Saludables para aportar seguridad vial a estudiantes

Barrera (800x530)Con motivo del inicio de un nuevo ciclo lectivo de la Educación –como todos los años–, durante el mes de febrero la Intendencia pone en funcionamiento el Programa Centros Educativos Saludables. En tal sentido, las acciones que se llevan adelante tienen como finalidad realizar una puesta a punto en cuanto a las condiciones de seguridad y ordenamiento del tránsito en el entorno de las instituciones educativas.

La tarea se lleva adelante mediante un trabajo conjunto entre el Departamento de Tránsito y el Departamento de Obras, cuyos jerarcas y funcionarios coordinan y ejecutan acciones de remodelación y mejoras para facilitar la circulación peatonal y vehicular.

En tal sentido, la Intendencia de Salto a través del Departamento de Tránsito se reunió con distintas autoridades del ámbito educativo de nuestro departamento con el propósito de coordinar acciones en conjunto en materia de seguridad vial.

El reacondicionamiento incluye a las señalizaciones horizontales del tránsito, como por ejemplo el repintado de las sendas peatonales o cebras –o pintarlo en caso de que no existiese el señalamiento–, frente al centro educativo. Así como la demarcación de los espacios destinados al estacionamiento de vehículos de transporte estudiantil que trasladan a alumnos de cada instituto.

En cuanto a la cartelería vertical, se trabaja en poner a punto las señales de advertencia y ordenamiento del tránsito, con el fin de evitar o reducir al mínimo posible las posibilidades de riesgo durante las horas de ingreso y egreso del alumnado de los centros de estudio. También se refuerza la seguridad vial con la presencia de inspectores de tránsito a partir de marzo para ordenar y canalizar el tráfico de peatones y vehículos.

En el marco de estos trabajos se incorporan también elementos mecánicos como son las barandas de protección, en el límite entre la vereda y la calle, frente a la puerta de las escuelas. Esta medida logra contener el ímpetu de los niños al finalizar su horario de clases, evitando el acceso directo a la calle, considerando el riesgo latente que ello significa para su humanidad.

Asimismo se señalan, ordenan y controlan los estacionamientos de motos. Todo en procura de dotar a las cercanías de cada institución de enseñanza, de las mejores condiciones de seguridad vial para un normal desarrollo de las actividades y el cuidado de la integridad de los estudiantes y de la población en general.