Hijos de madres privadas de libertad tendrán nuevos espacios recreativos

En diversos proyectos son los que trabaja el MIDES en Salto, comenzando el 2014 las autoridades de dicha repartición manifestaron a 10 MINUTOS que se está trabajando firmemente en la población privada de libertad.

Este proyecto es creado por jóvenes que apoyados por el fondo de iniciativas juveniles, “diseñaron un plan de aula didáctica para aquellos niños que están en cárcel con las madres y que no tienen un espacio de juego o de aprendizaje” informó Gary Silva.

Estos espacios para los niños será en las propias cárceles, donde ya se comenzaron las tareas de mantenimiento y refracción de los lugares para atender esta iniciativa, en unión con el “Plan Juntos” quién “aporta los materiales para cerrar esos espacios y acondicionarlos y que va a comenzar en estos días según hemos coordinado con el director de la cárcel” además de estar lista la aprobación económica para la compra de los diversos materiales necesarios por ejemplo “juegos, libros, mesas, sillas” entre otras cosas que el grupo de jóvenes representante de esta iniciativa debe encargarse.

Estos espacios se llevaran a cabo en una de las dos aulas que “tanto los internos como las internas tienen las clases de primaria y secundaria, ahí se destino un sector exclusivo para este proyecto y por eso se va a hacer una refracción, se va a instalar piso nuevo, aire acondicionado y a la brevedad va a poder empezar a funcionar” buscando que a través de la puesta en marcha de éste proyecto, “sea el disparador de otras iniciativas” manifestó Silva en referencia a la importante cifra de jóvenes presentes en los centros carcelarios y a la prioridad del MIDES en atender  a estas personas.

Hasta el mes de febrero es el plazo vigente para ejecutar este proyecto, “pero pensamos que vamos a llegar antes, estamos terminando de arreglar el tema de los materiales y por lo que hablamos con la dirección de la cárcel en 3 o 4 días se concreta la obra” la cual es vista con buenos ojos por las autoridades carcelarias, dado que “para ello es prioritario este tipo de proyectos ya que ahora pasaron a la órbita del Instituto Nacional de Rehabilitación” y por el grupo de madres privadas de libertad que tienen “una gran disposición a colaborar”.