Empresa que trabaja en reparación de caminería rural viene cumpliendo con las obras en una tarea de tiempo completo

DSC_2387Una de las empresas privadas que viene trabajando en la caminería rural del departamento ya tiene el trabajo casi completo y las mejoras se han visto en las distintas localidades. Asimismo, el principal de la empresa Coinlar S.A., Rody Reimundez, manifestó que los vecinos le han manifestado su alegría por el mejoramiento que se viene haciendo en el lugar.

Por otro lado, el director de Obras de la Intendencia de Salto, Elbio Machado, acompañó en la pasada jornada al titular de la empresa y se refirió a las tareas que se vienen cumpliendo para el interior.

CONFORMES

El director de Obras, Elbio Machado dijo que vienen recorriendo los trabajos de caminería rural que se vienen haciendo con la empresa Coinlar S.A. una empresa que tiene una importante trayectoria en la construcción y que ganó un llamado a licitación para reparar 160 kilómetros de caminería rural en el interior del departamento de Salto, en lo que refiere a un trabajo de rutina, de limpieza de fajas, cunetas y alcantarillas y un mantenimiento de 60 metros cúbicos por kilómetro.

Machado dijo que la empresa “está trabajando en la ruta Jones, camino a la Cuchilla, en la zona arrocera de Otegui y también está reparando el camino que une las localidades de Palomas con la de Saucedo”.

TRABAJO PERMANENTE

En tanto que Rody Reimundez, director de la empresa Coinlar S.A. (Constructora La Española) informó que “estamos trabajando hace dos semanas, llegamos a Salto sobre el 28 de mayo tras ganar un llamado a licitación y empezamos a hacer un recorrido y nos encontramos con los caminos bastante malos, mucho más de lo que nosotros pensábamos, en una escala del 1 a 10 puntos, los caminos estaban en promedio en 2 puntos, la caminería estaba muy mala y por eso es que venimos trabajando”.

Señaló que están haciendo trabajos “las 24 horas en varios turnos y los 7 días a la semana, se viene haciendo lo mejor posible y de acuerdo a lo estipulado, creo que las cosas vienen quedando muy bien”.

Reimundez señaló que tienen “entre 17 y 18 operarios, contamos con dos motoniveladoras las cuales tienen menos de mil horas de trabajo cada una, ya que pretendemos siempre contar con maquinara nueva para hacer una producción alta y hacer un buen trabajo, además de tres retroexcavadoras, cuatro o cinco camiones con volcadoras, dos cilindros compactadores, y el equipo de apoyo, un taller portátil, un ingeniero que nos acompaña y un equipo de operarios muy capacitados, el promedio de edad del personal nuestro es de 45 años de edad porque apostamos por la gente con mucha experiencia”.

El principal de Coinlar S.A. sostuvo que “tenemos hasta el 30 de junio de plazo para cumplir el trabajo y tenemos casi el 100 por ciento del trabajo hecho porque ya llevamos 126 de los 160 kilómetros que tenemos que reparar. Vemos que la gente está muy contenta, están encantados con el trabajo y nos dicen que hace años que no se limpiaban la cunetas y debido a eso pasaron muchos accidentes, y ahora hay partes de la ruta que antes tenían que ir a 20 kilómetros por ahora y ahora pueden desplazarse a 80 o 90 kilómetros por hora sin problemas.

“Había un camino por el que no podían transitar, además había cerca de 40 niños que no podían estudiar mas, gente que no iba a trabajar, ancianos que no cobraban la jubilación y la verdad que es la primera vez que vengo a trabajar a Salto y me encuentro con un panorama adverso, y eso que recorro el país trabajando con la empresa en distintas obras y es la primera vez que veo esto”, expresó Reimundez.

LA EMPRESA

Con respecto a la trayectoria de la empresa, Rody Reimundez dijo que su padre fue capataz de obra de una multinacional y por eso “estuve muchos años trabajando en represas importantes del continente como Yaciretá e Itaipú, y conocemos bien el trabajo, estamos trabajando en distintas partes del país, en Argentina y en Brasil. Cuando Uruguay se complicó mudé la empresa a Europa y trabajé en Argelia, en Marruecos y en Portugal, la verdad no me puedo quejar por trabajo porque en todos lados se me han abierto las puertas”.

Y subrayó que “con la Intendencia venimos trabajando bien, tienen técnicos muy exigentes porque te marcan un trabajo de determinada forma y tiene que ser así. Y no hay vuelta y eso es bueno porque te marcan una exigencia y además la Intendencia ya conoce nuestro trabajo y eso nos abre puertas para futuras obras en Salto”.