Emotivo lanzamiento del programa Rumbo Rural Integrado en pueblo Fernández

El pasado viernes se realizó el lanzamiento de los cursos del Programa Rumbo Rural Integrado en las localidades de pueblo Fernández y Guaviyú de Arapey, del departamento de Salto.

El mismo es un logro fuertemente impulsado por las instituciones integrantes de la Mesa de Educación de la Mesa Departamental Interinstitucional de Políticas Sociales de Salto, en las que participa la Regional Norte UDELAR, ANEP, UTU, Primaria, MIDES, MGAP, entre otras instituciones, conjuntamente con la Mesa de Desarrollo Rural Basalto Superficial y CTM de Salto Grande.

Además de referentes de las instituciones participantes, el acto contó con la presencia del Pte. del CODICEN Prof. Wilson Netto.

La jornada estuvo cargada de mucha emoción y alegría, con la presencia de todos los alumnos y docentes de Rumbo, así como vecinos de ambas localidades y de zonas próximas, que colmaron las instalaciones del salón comunal de pueblo Fernández.

A través de este programa son casi 30 alumnos en pueblo Fernández y 25 de Guaviyú de Arapey que tienen entre 19 y 63 años de edad, mayoritariamente mujeres. Estos alumnos provenientes no solo de las localidades donde se dictan los cursos sino de toda la zona, cuentan con Primaria completa y este programa les permite realizar el Ciclo Básico completo de educación media.

Los cursos contarán con clases concentradas de dos a tres días en la semana a dictarse en horas de la tarde y estarán a cargo de docentes de Primaria en una primera etapa y de profesores de UTU que se trasladarán semanalmente de Artigas y Salto.

Entre los estudiantes que tomarán estos cursos se presenta una gran diversidad de distintas edades, muchos de ellos que hacen varios años dejaron atrás los hábitos y rutinas de estudio, también se inscribieron personas que viven a unos 20 quilómetros de la localidad donde se dicta el curso, algunos de ellos matrimonios adultos. También está el caso de Gustavo Núñez, de 35 años de edad, quien se desempeña como capataz de una estancia de la zona, o Amelia Dutra, una de las vecinas que ha colaborado mucho para que el programa saliera y que sin tenerlo en cuenta terminó siendo una estudiante más a sus 62 años.

 

LAS PERSONAS EN EL CENTRO

DE LAS POLITICIAS

En su oratoria el Prof. Wilson Netto, presidente del Consejo Directivo Central de la Administración Nacional de Educación Pública, valoró que la implementación del programa Rumbo, “claramente es el resultado material del proceso de políticas en función de pautas hacia las distintas instituciones” los cuales expresó “a mi entender son puntos que no tienen marcha atrás en el Uruguay”.

En primer lugar dentro de esas pautas se refirió al valor de la interinstitucionalidad, tomando como ejemplo “el hecho de encontrarnos aquí personas que representamos a distintas instituciones y que con distintas formas de organización, encuentran estrategias e instrumentos adecuados para no apartarse de las pautas generales que es que en el centro de las políticas no están las instituciones, no están los pequeños espacios de poder, sino que quienes deben estar son las personas. Ese elemento que a nivel de discurso es muy corto y fácil de expresar, es muy difícil de construir en una sociedad que a lo largo de los tiempos, tal vez por distintos motivos, promover espacios de esas características haya resultado complejo, era un resultado difícil”.

Agregando que cuando se hace referencia a nuevas oportunidades, estas no son dadas solamente por el avance de las tecnologías, “sino también porque hay un elemento de carácter conceptual que nos envuelve a todos, cada uno en su lugar, cada uno con su responsabilidad, pero que nos involucra a todos, es esa porfiada idea de continuar trabajando en forma interinstitucional en el marco de políticas establecidas que tienen como centro el desarrollo de las personas, de eso se trata”.

Un segundo aspecto abordado por el Prof. Netto refirió al desarrollo territorial, “me parece absolutamente importante es concepto del territorio, la reconceptualización del territorio que hemos tenido en estos tiempos”. En este sentido señaló se avanzó en la definición de “un país, 19 departamentos, una distribución geopolítica, gobiernos departamentales, instituciones nacionales con muchas veces delegaturas o representaciones de carácter departamentales, para poder avanzar a una mirada más de territorio. Para poder avanzar el territorio es mucho más que la superficie, el territorio es el conjunto de culturas, de aspiraciones, es el conjunto de desafíos que cada uno de los integrantes de ese lugar se propone para si y para la sociedad en su conjunto. Hay elementos absolutamente claros que nos llevan también a discutir juntos ese concepto de desarrollo. Ese concepto de desarrollo tan importante para poder luego ponerlo en el acumulado de construcción en niños, en adolescentes, en jóvenes y en el mundo adulto de nuestro país. Porque hay un elemento muy importante a tener en cuenta, los problemas y los acumulados están en las personas, los conocemos o medianamente conocemos, pero de hecho los desafíos que pretendemos asumir queremos llegar a ellos juntos, queremos llegar a ellos a través de nosotros mismos, no solamente con la llegada de medidas externas. De alguna manera visualizar situaciones de las cuales nosotros como población no hemos tenido la capacidad en el tiempo, sino que es una construcción, es un acumulado. En ese sentido el desarrollo de las capacidades de las personas globalmente, junto al desarrollo personal y de la familia, permiten el desarrollo de los territorios, contribuyen a ello”.

Reflexionando que los procesos de desarrollo despliegan a su vez nuevas complejidades, “cuando los territorios se desarrollan los problemas se profundizan y bienvenidos esos problemas porque nos llevan a nuevos desafíos. Nos pasa que cuando las oportunidades llegan los problemas se incrementan porque se incrementan las demandas de la sociedad hacia la educación, hacia la salud, hacia la vivienda, hacia el trabajo decente, hacia el espacio que claramente todos estamos comprometidos en un régimen progresivo a alcanzar niveles de equilibrio mejores a los que sostenemos hoy. Desarrollo humano, desarrollo en territorio es esto, el tema es que hay que creer que es posible para que los caminos de alguna manera en multiplicidad de oportunidades nos lleven a encontrarnos en situaciones como esta”.

02