El Papa ofreció ayuda para aclarar las desapariciones durante la última dictadura uruguaya

PAPAPEPEEl Sumo Pontífice propuso colaborar con el gobierno uruguayo paraencontrar datos de los desaparecidos de la última dictadura militar (1973-1985) bajo el modelo de la memoria y la verdad, el mismo que en Sudáfrica.

Así el Sumo Pontífice apoya la creación de una comisión que será designada para escuchar confesiones voluntarias tanto de militares como decualquier actor involucrado durante los crímenes que se cometieron durante la dictadura uruguaya de los años 1973-1985.

Esta propuesta se enmarca en la experiencia de Sudáfrica y se pretende que el concepto de “verdad y justicia” sea reemplazado por el de “verdad y memoria”.

El apoyo de Francisco se impulsó luego de que un grupo de familiares de desaparecidos uruguayos asistió durante el 2014 a una audiencia pública en la Plaza San Pedro del Vaticano. El encuentro del papa con los familiares de desaparecidos uruguayos fue “muy emocionante” para las dos partes, informaron las fuentes en aquel momento.

Según informan medios locales, antes de concretarse la cooperación Francisco espera contar con el apoyo de todas las partes involucradas,tanto de los familiares de los desaparecidos como de los militares.

Al igual que en varios países de América Latina durante los años 70,Uruguay sufrió una feroz dictadura cívico-militar desde 1973 hasta 1985. Bajo el gobierno de Juan María Bordaberry se disolvió el Parlamento y la suspensión de actividades políticas como también la disolución de partidos y organizaciones vinculadas con la izquierda.

La central de trabajadores realizó una huelga general que duró cerca de tres meses. A partir de ahí, comenzó la persecución y violación de los derechos humanos que duró hasta 1985.