El encanto por lo absurdo: tornado de tiburones a la tele

La película Sharknado, cuya trama fantástica propone un tornado compuesto por tiburones, se convirtió en un fenómeno viral en redes sociales como Twitter, superando incluso a Game of Thrones.

“Tiburones más tornados: está todo dicho”. Esta fue la única promoción que necesitó hacer la película Sharknado, que solo con su alocada trama logró captar la atención de la audiencia internauta y los medios de Estados Unidos.

Estrenada el pasado jueves en la cadena de ciencia ficción SyFy, la película propone probablemente una de las ideas más ridículas en la historia del cine: una ciudad de la costa es atacada por un tornado que arrastra centenares de tiburones del océano.

De acuerdo al sitio The Holywood Reporter, el largometraje que mantiene escenas como un hombre ingresando adentro de un tiburón con una motosierra, fue “un éxito en las redes sociales para una noche tranquila de verano”.

Según el sitio, el film generó cerca de 600.000 tuits entre las 8 de la noche y las 3 de la mañana del viernes pasado, superando los 240.000 tuits que se generaron durante la transmisión del noveno episodio de la última temporada de Game of Thrones, uno de los más comentados y polémicos de la serie.

Nielsen’s SocialGuides, división que forma parte de la empresa encargada de medir las cifras de ranking de la televisión norteamericana, posicionó a Sharknado como uno de las emisiones con más actividades en las redes, con “#Sharknado” convirtiéndose en un trending topic de Twitter.

El “fenómeno climatológico” de naturaleza increíble no solo atrajo la atención de las redes sociales, sino que varias publicaciones especializadas en la cobertura cultural se hicieron eco de la transmisión de Syfy.

El crítico Ian Crouch, de The New Yorker , ironizó sobre la experiencia vivida durante la transmisión:  “La diversión compartida de Sharknado en la noche del jueves fue un recordatorio del poder persistente de la televisión en vivo. Estábamos todos juntos en esto, riendo, comprobando nuestro e-mail y preguntándonos si habíamos perdido esas dos horas en nuestra vida”.

La actriz Tara Reid, una de las caras más reconocibles del elenco, no tuvo problema en reconocer el argumento ridículo del guión.  “(La película) es una tontería y hay sólo una cierta cantidad de barreras que se pueden derribar. No se puede tomar tan en serio cuando se trata absolutamente sobre tiburones que vuelan en el cielo. Es tan absurda que en realidad es muy divertida”, expresó la actriz en una entrevista a Yahoo! TV.

Se pueden establecer varias razones por la cual la película se convirtió rápidamente en un fenómeno cultural. Principalmente, todos coinciden con que es una de esas películas que son tan malas que terminan convirtiéndose en buenas o en “películas de culto”, alabadas por su extrañeza más que por su calidad cinematográfica, trazando paralelismos como ejemplos como Plan 9 From Outer Space, obra de Ed Wood calificada como una de las peores películas de la historia.

Esa categorización no le sería ajena a Sharknado, ya que el largometraje fue distribuida por The Asylum, una compañía estadounidense dedicada a la producción y distribución cinematográfica  de películas de menor presupuesto y  realizadas directamente para vídeo.
El estudio se ha caracterizado por la creación de mockbusters, versiones de bajo presupuesto de las películas más importantes de la taquilla estadounidense, más cercanas a parodias de mal gusto dignas de YouTube que de otra cosa.

Si uno recorre el catálogo de The Asylum, se pueden encontrar con películas como Snakes on a Train (Serpientes en un tren) The Da Vinci Treasure (El tesoro Da Vinci),AVH: Alien vs Hunter (Alien versus El Cazador) The Terminators, Pirates of Treasure Island(Los piratas de la isla del tesoro) e incluso Titanic II. Está todo dicho.