EL DISCURSO DEL FA Y LA REALIDAD

llantada modesto juan2Unidad Popular, desde su publicación “La Juventud”  propone para la campaña electoral por la Intendencia de Montevideo la rebaja del boleto urbano a $10, actualmente cuesta el equivalente a un dólar ($24).

En Salto, hace casi cinco años, (el final de la administración del FA con Fonticiella a la cabeza), el boleto urbano costaba $12, y  fue rebajado por Germán Coutinho a $ 6, para facilitar a los habitantes de los barrios periféricos transporte a un costo accesible.
La respuesta fue extraordinaria, en lugar de circular vacíos, los omnibuses de la empresa departamental, comenzaron a viajar llenos, se más que duplicó la venta de boletos, y la empresa mantuvo un razonable equilibrio.
Durante cuatro años, desde el FA se denostó la medida, que casualmente guarda una gran similitud con una de las primera decisiones del Dr. Tabaré Vázquez, cuando resolvió subsidiar el boleto capitalino al inaugurar su mandato como Intendente de Montevideo.
El concepto de boleto social y popular, que es esencialmente batllista, ha sido un éxito porque no solo ha abaratado el costo directo del transporte a quienes más lo necesita; también ha terminado con un fenómeno paralelo del servicio malo y caro de la anterior administración.
Efectivamente, el servicio de transporte urbano costaba U$S 1.20 el viaje de ida y vuelta, y ni las frecuencias ni los horarios se adaptaban a las necesidades de la gente. La consecuencia  directa fue la compra en cuotas de 14.000 motos y ciclomotores, con un gasto (que salió de los bolsillos de la gente) de U$S 14:000.000.- (catorce millones de dólares).
Ahora, un viaje de idea y vuelta, (con el dolar a U$S 24), cuesta U$S 0.50, con un servicio que además incluye viaje gratis para los jubilados, los escolares, y unidades especialmente equipadas para las personas con problemas motrices.
A diferencia de la anterior administración que cuando compró unidades nuevas estuvo más de un mes haciendo “circo” con la exhibición de las mismas, esta administración también incorporó nuevas unidades, pero las puso a trabajar inmediatamente, porque la demanda de transporte sigue creciendo.
Luego de anunciar que el boleto debía costar $18, y enfrentados a la realidad indiscutible, ahora desde el FA se anuncia que no habrá suba del boleto; es un importante reconocimiento; que sumado a la propuesta de Unidad Popular, termina por desmentir toda la prédica de los últimos años.
Falta aún tiempo de campaña, pero hay otros indicios interesantes, como el anuncio de que No nombrarán familiares directos en la administración futura; falta saber si se suspenderán los viajes a Europa, los viáticos desmesurados, las enormes cuentas de restaurantes impagas, la compra de chacras…
Asuntos de enorme importantancia, sobre los que aún se espera el veredicto de la Justicia Penal, que mantiene en calidad de indagados a varios jerarcas de la anterior administración.
M. J. Llantada Fabini