Eficiente y rápido sistema de Adopciones.

Por Andrés Lima (*)

La ley 19.092 de fecha 4 de junio de 2013, establece importantes modificaciones al sistema de adopciones en el país. Las transformaciones más evidentes tienen que ver con los plazos que se disponen para tomar resoluciones. Es así que se dispone que en caso de adopciones de un niño o niña menor de dos años, el Juez de Familia competente dispone de 60 días para tomar la decisión de cuál será la familia adoptante. En la eventualidad de tratarse de la adopción de una niña o niño de más 2 años, el Juez de Familia competente dispone de 90 días para tomar su decisión.

Actualmente, en la Cámara de Diputados estamos considerando una normativa que completa la legislación nacional existente sobre adopciones, dado que dispone un orden preferencial al momento de resolver.

En primer lugar, cuando se deba resolver respecto del adoptante de un menor de edad, hay que consultar a la familia biológica, para determinar si existe un interesado. En la eventualidad de no haberlo, es propicia la inserción provisional en una familia de acogida. En tercer término, si ninguna de las familias de acogida reuniere los requisitos exigidos por la ley, se dispondrá la inserción provisional del menor en alguna de las familias del Registro Único de Aspirantes a la adopción.

La cuestión del orden preferencial no es menor. Esta es una etapa de enorme fragilidad del niño, niña o adolescente, siendo preciso preservar sus derechos, tratando de llevar al mínimo las frustraciones. Uno de los objetivos es intentar evitar el peregrinaje del que han sido objeto los niños, niñas y adolescentes en esta situación.

Hay un equipo técnico y multidisciplinario conformado por el INAU, que debe auxiliar al juez de familia competente. Asesorar a los interesados en adoptar. Evaluar las condiciones de salud, psíquicas, sociales y jurídicas de los solicitantes y las posibilidades de convivencia. Llevar un registro de interesados en adoptar, ordenando cronológicamente según la fecha de solicitud. Seleccionar de dicho registro los posibles adoptantes. Orientar y acompañar el proceso de integración familiar, tomando las acciones para garantizar una satisfactoria inserción familiar del niño y sus familias. Orientar y apoyar a adoptados y adoptantes en el proceso de conocimiento y acercamiento.

El objetivo fundamental es revertir un proceso en nuestro país donde el número de adopciones que se realizan al año es muy escaso. En todo caso, que el nuevo sistema permita agilizar las adopciones en el Uruguay, y de esta forma resolver la situación de centenares de menores de edad en todo el país.

Dr. Andrés Lima (Diputado por Salto).