Disminución de la pobreza en el Uruguay y mejor distribución del ingreso.

Uruguay es el segundo país de América Latina con menos pobreza y el primero con menor índice de indigencia, según el estudio realizado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) (“Panorama Social 2013”). En muy buena medida, es producto de las políticas sociales y de generación de empleo implementadas por los dos últimos gobiernos nacionales (Tabaré Vázquez y José Mujica)

El año 2013 también cerró para el Uruguay, siendo el país de mejor distribución del ingreso en América Latina, aunque esta es la región con peor distribución.

Según los datos aportados por la Cepal, el país con menor pobreza de la región en 2012 fue Argentina con 4,3% de su población en esa condición, seguido de Uruguay donde el 5,9% de la población era pobre. El tercero es Costa Rica pero muy lejos con 17,8% de pobreza. En cambio, en la indigencia es Uruguay el que lidera en América Latina con 1,1% de la población en situación de indigencia, seguido de Argentina con 1,7% y Brasil con 5,4%.

En 2012 un 28,2% de la población de América Latina era pobre y la indigencia, o pobreza extrema, llegaba a un 11,3%. Esto significa que 164 millones de personas son pobres, de las cuales 66 millones son pobres extremos, según la Cepal. Los números globales del continente señalan claramente que se ha producido en la región una caída de la pobreza.

En la distribución del ingreso, Uruguay está a la cabeza y lidera la región. En el país el quintil más pobre (el 20% de menos ingresos) se apropió del 10% del ingreso total y el quintil más rico (20%) se quedó con el 34,8% del ingreso total. En ningún otro país de la región el quintil más pobre tiene tan alta participación en el ingreso total y el quintil más rico tan baja participación. El objetivo del Gobierno Nacional de hacer realidad una mejor redistribución del ingreso, lo están marcando y haciendo ver todos los organismos nacionales e internacionales especializados en desarrollo humano.

Luego de Uruguay, en segundo lugar en cuanto a una mejor distribución del ingreso, es El Salvador donde el quintil más pobre tenía el 6,9% del ingreso total y el quintil más rico el 41,9%.

Como consecuencia de las políticas sociales y de fomento del empleo, en nuestro país entre 2011 y diciembre de 2013, hay 160.000 pobres menos y 20.000 indigentes menos.

La realidad es innegable: los hogares uruguayos han mejorado su ingreso y con ello, la calidad de vida; y esta línea de trabajo debemos mantenerla y profundizarla.

Dr. Andrés LIMA.

DIPUTADO POR SALTO.-