Director de Obras de la Intendencia anunció medidas para el arreglo de la estructura vial del departamento

“Nosotros partimos de un lugar bajo, en la situación vial del departamento. Salto estaba muy mal, muy desatendido, hacía por lo menos dos años que no se construía nada nuevo y se habían hecho remiendos muy precarios, como para tapar el ojo y así encontramos la situación de calles y avenidas de nuestra ciudad, y prácticamente toda la caminería rural cuando asumimos en julio”, dijo el director de Obras de la Intendencia de Salto, Guillermo Minutti.

Ayer por la tarde, las principales autoridades de la Intendencia de Salto mantuvieron una reunión de varias horas, encabezada por el Intendente de Salto, Andrés Lima, donde analizaron la situación vial del departamento y resolvieron proseguir con una serie de obras que ya se vienen ejecutando y ampliar la batería de medidas, con el fin de poder resolver la situación de la transitabilidad de las calles de la ciudad cuanto antes.

Minutti explicó que, tanto el deterioro de las calles, las avenidas de la ciudad y de la caminería rural, se generó por la “falta de mantenimiento durante muchos años de la estructura vial, situaciones resueltas en momentos puntuales, que eran para que durara poco tiempo, eran soluciones básicas y pongo un ejemplo, en la entrada a Salto por la avenida Wilson Ferreira Aldunate la salida que está hacia el oeste, está en muy mal estado porque cuando la hicieron le pusieron lo básico”.

El jerarca manifestó incluso que los recursos materiales que se recibió a la Dirección de Obras, fueron “muy escasos”. Además dijo que la “última vez que ingresó un camión al Gramon con productos de Ancap como cemento asfáltico y cemento de portland fue en julio del año 2013, dos elementos básicos para cualquier Intendencia que quiera arreglar calles”.
A su vez, Minutti también expresó que las inundaciones generaron un desgaste de las calles que fue exorbitante y también hubo una serie de lluvias excepcionales que se dieron en los últimos tiempos que dañaron toda la estructura vial, incluso las que se estaban reparando.

CONTROLES

El director de Obras dijo que está capacitando el personal del sector, porque si bien ingresaron funcionarios, fueron con grados muy bajos y no poseen la capacidad adecuada para el trabajo especializado. Señaló que incorporaron un ingeniero vial, ya que la comuna no contaba con uno y si bien se están llevando a cabo obras con empresas privadas que ganaron licitaciones públicas, deberán contar con personal que controle y fiscalice el cumplimiento de las mismas.
“Hasta en el laboratorio donde una de las empresas fabrica los productos con los que trabaja, hay un funcionario municipal que lleva adelante los controles, porque sino después pasa lo que ocurrió con la avenida Manuel Oribe, que hubo que hacerla de nuevo a poco de haber sido inaugurada”, añadió.
Minutti dijo que se ha comprado maquinaria, como el caso de dos retroexcavadoras que ya llegaron a manos de la comuna y dijo que también hay una compra de dos apisonadoras para trabajar en los baches, además de dos cortadoras de pavimento que ya llegaron a la Intendencia; y que están al llegar en breve dos máquinas retroexcavadoras más, tres cilindros compactadores, dos camiones regadores de agua y dos camiones para bacheo, toda maquinaria que ya está comprada.

CAMINERIA

En cuanto a la caminería rural, dijo que la empresa Osusa, que ganó una licitación pública está reparando 200 kilómetros con opción a 200 kilómetros más, de toda la zona este del departamento entre las rutas 4 y 31, que va hasta la Cuchilla de Haedo, y va a permitir y el personal de la Intendencia cuando el tiempo lo permita empezará a hacer un tramo de 25 kilómetros de un camino a la Colonia Rubio.
También se trabajó en varios caminos como el que une Pueblo Biassini con Pueblo Celeste, se realizaron 20 kilómetros de otro camino que va de Pueblo Laureles hasta la Ruta 31, y otros arreglos puntuales en los caminos que van de Tropiezo hasta Campo de Todos.
Se trabajó en apoyo a las Alcaldías, en Constitución, Pueblo Lavalleja y actualmente están en Pueblo Belén, se está haciendo el Paso Valega. Se apoyó al Municipio de San Antonio en un camino que va entre San Antonio y Estación Itapebí, y después se trabajó a Colonia Lavalleja en apoyo a las calles del centro poblado.

PREVISTO

El jerarca comunal señaló que están llevando adelante un trabajo en la Colonia Rubio, además de un tramo que está ubicado en el camino entre Paso Cementerio y Pueblo Quintana, queremos formar dos equipos viales, uno que será administrado por las Alcaldías de Mataojo, Lavalleja y Valentín y otro equipo que será entre Pueblo Belén, Villa Constitución y San Antonio. “A medida que nos venga maquinaria vamos a liberar máquinas para formar esos dos equipos viales mencionados”, señaló.
Anunció que en la ciudad se llevarán a cabo varios corredores viales, para que la gente pueda transitar por ellos y así libere las calles transversales, “con el fin de poder repararlas”.
Señaló que en esos casos se trata de calles de cemento por lo cual “en algunos lados se hará un bacheo superficial y en otros lados un bacheo profundo, pero como son calles de cemento se está haciendo una licitación pública para calles de cemento”.

Guillermo Minutti añadió que actualmente las empresas privadas que “trabajan en obras para la Intendencia son Bisio en la avenida Batlle Berres, Cujó en los barrios San Martín y Salto Nuevo, y la empresa Osusa en el interior del departamento. A Cujó también se le darán otros destinos que tenemos pensados como la avenida Wilson Ferreira Aldunate”.

“Por otro lado y dentro de la batería de medidas que estamos llevando adelante, empezaremos a hacer los sellados de las avenidas Blandengues, Viera y San Martín, pero queremos seguir levantando calles y afirmándolas para que queden bien reparadas, también venimos haciendo la limpieza de cunetas en los barrios Horacio Quiroga, Umpierre y Caballero con el fin de limpiar el lugar y que no se generen contratiempos”, expresó el director de Obras de la Intendencia de Salto, Guillermo Minutti.