Declararon “emergencia sanitaria” en Salto por leishmaniasis

El Ministerio de Salud Pública decretó “emergencia sanitaria” en Salto para aplicar un nuevo “plan de acción” para combatir la leishmaniasis.

Autoridades del MSP se reunieron con el Comité Departamental de Emergencias y posteriormente, se realizó una Conferencia de Prensa donde participaron también la directora departamental de Salud, Cristina González y el secretario general de la Intendencia de Salto, Fabián Bochia.

El director general de Salud, Jorge Quian -en primer término-transmitió las felicitaciones a las autoridades departamentales por el protocolo aplicado en “esta tragedia de la inundación”.

Destacó que “los problemas sanitarios han sido casi nulos, salvo esto de la leishmaniasis, que es un fenómeno anterior”, recordó que “desde el 2010 se sabe que Uruguay tiene la mosquita que transmite la leishmania, y desde hace algunos meses atrás se encontraron perros positivos para leishmania lo que ha despertado la preocupación del MSP, de las autoridades de la División de Epidemiología”.
Quian señaló que “dada la situación actual, y luego de reunirse con expertos en el tema, ya que en Uruguay no hay antecedentes de leishmaniasis, y por eso no había mucha información salvo la que está en la bibliografía internacional, se decidió en conjunto con todos ellos, dado la concentración de los casos en Salto, y que no se habían registrado en otros departamentos, fundamentalmente en Paysandú, que era necesario decretar la emergencia sanitaria en el departamento de Salto”.

UNA VEZ QUE ESTÁ INSTALADA LA MOSQUITA, ES DIFÍCIL COMBATIR EL PROBLEMA

Se apunta a “tomar una serie muy amplia de medidas, para tratar de que el problema de la leishmania no salga de Salto, pero a su vez, se resuelva dentro de Salto”. Se espera que “dentro de 180 días -que es el plazo por el cual se ha decretado la emergencia sanitaria en el departamento- se haya podido casi solucionar el problema, ojalá solucionado definitivamente, aunque sabemos que esto es difícil porque una vez que está instalada la mosquita que produce esto, es difícil combatir el problema.
Hay una serie de medidas muy importantes a tomar, “profundizar la limpieza, que no haya residuos juntos, proteger a niños y adultos con ropas largas -sabemos que es difícil con las altas temperaturas, pero es necesario-, evitar gallineros o cría de aves, alrededor de los domicilios”.

En cuanto a los perros positivos, “deben ser sacrificados” , no lo dice el MSP, sino que lo dice la bibliografía internacional, “en el caso de leishmaniasis visceral, cuando los focos están concentrados y son pequeños, los perros positivos deben ser sacrificados”.

El director general de Salud expresó que entienden que el sacrificar perros, “significa un problema importante para mucha gente, pero si se pone en la balanza que un perro infectado puede infectar a un niño y causarle una enfermedad mortal, creo que todos debemos concientizarnos de cuál es el verdadero problema y tomar las medidas que la autoridad sanitaria, aconsejada por expertos, está proponiendo”.

En ese sentido, la directora de Epidemiología del MSP, Laura Solá, puntualizó que la eutanasia de los perros apunta a evitar que se contagie a humanos, pero aseguró que en caso de que apareciera algún caso, “el tratamiento está disponible”.