Cuidacoches autorizados por Intendencia recibieron 80 chalecos donados por gremial de taxis de Montevideo

En un acuerdo de colaboración entre la Intendencia y la Gremial Única de Taximetristas de Montevideo, se entregaron 80 chalecos reflectivos para cuidacoches autorizados por la actual administración, como aporte a la organización del tránsito y mejoras para los trabajadores.

La entrega estuvo a cargo del presidente del gremio de los conductores de taxis de la capital, Oscar Dourado, el director del Departamento de Tránsito, José María Aguirre y el sub director del área, Federico Galeano. Recibió el presidente de los cuidadores, Víctor Mezzetti.

Aguirre expresó que es parte de la política de inclusión, marcada por el intendente Germán Coutinho. Agregó que el tránsito afecta a todos, porque nadie está ajeno a sufrir un accidente, por lo cual consideró que “todos debemos ser responsables y debemos hacer aportes”, aseveró el jerarca.

Se refirió a la organización del grupo de cuidadores que trabaja en las calles de Salto y aporta seguridad a la población como aliado de la política de tránsito de la administración, sin ser funcionarios municipales, expresó Aguirre.

Agregó que se los asesoró para conformar una cooperativa de viviendas, se les facilitó cursos de capacitación, acceso a la formalidad laboral y una presentación acorde a la ciudad turística que es Salto, para dignificar la función que cumplen, dijo.

Al respecto agradeció a los directivos de la gremial que llegaron a Salto para la entrega, respaldando la alianza que ya tiene varias instancias mediante el vínculo de colaboración y objetivos comunes con la Intendencia.

En tanto el Dourado, manifestó la satisfacción del gremio que preside de colaborar y llevar adelante iniciativas conjuntas, “porque hace muchos años que venimos trabajando con el intendente Coutinho”, aseguró.

Mencionó acuerdos para la seguridad de los trabajadores del taxímetro y la profesionalización de la labor, recorriendo juntos el cambio de color de las unidades de taxímetro, anhelado por años por los taximetristas, dijo.

“Hemos implantado el uso obligatorio del reloj tiquetero para dar transparencia al usuario, garantizar el salario de los trabajadores y darle el marco formal que siempre debió tener. Pero recién con este gobierno de pudimos hacerlo en forma conjunta”, aseveró Dourado.

Agregó que decidieron colaborar con los cuidacoches, que cuidan los vehículos y los valores que muchas veces quedan en los mismos. Pero también ayudan a organizar el tránsito y están alertas a accidentes y hurtos para avisar a las autoridades. Son colaboradores de la sociedad toda, dijo, de los propietarios de autos, de los comerciantes, de los espectáculos públicos, entre otras actividades.

Su tarea puede pasar desapercibida para algunos, pero no para esta administración de Coutinho y sus autoridades de Tránsito ni para los trabajadores del taxi. Porque ellos trabajan con nosotros en forma permanente, indicando las paradas a la gente y abriendo la puerta del taxi para el usuario, concluyó el dirigente.