Cuantioso robo de herramientas y materiales.

El responsable de una obra en construcción en la zona de Arenitas Blancas, denunció el robo de valiosas herramientas y materiales desde un contenedor, utilizado como depósito.

El día lunes 2, a la hora 21:20 la propietaria de la finca, le avisó al capataz de la obra que en el lugar andaban personas extrañas.

Cuando llegó pudo constatar que los dos candados se encontraban forzados y cortados. Comprobó el hurto de un taladro marca HYUNDAY, de color gris y negro, de tamaño mediano; una amoladora marca GLADIADOR, de color anaranjada, de tamaño mediano; dos masera de tamaño mediano de material de hierro (color gris) y de madera (color marrón).

También se llevaron dos martillos de uña, uno todo de fierro, y el otro de fierro y madera, ambos de tamaño mediano. Además tres tenazas medianas, de color gris, dos de ellas Tramontina y la otra Famastina; una cinta métrica de treinta metros, de color anaranjada, de tamaño grande.

Faltó una bolsa de electrodos; dos bolsas con cien tornillos cada una; una bolsa de remaches de cien unidades; una veladora de color blanca y negra; una mochila de color marrón, tamaño mediana y una trincheta de color azul.

Al arribo de los efectivos, en el lugar encontraron abandonadas todas las herramientas hurtadas, procediéndose a la incautación de las mismas.

A su vez, dentro de un campo baldío, ubicaron entre los pastizales, una moto marca Yumbo Max, de color negro, encontrándose su motor requerido por hurto de vehículo, no coincidiendo con la chapa matrícula que llevaba.

QUERIA CARNES

Un llamado al servicio Policial 911, alertó a la Policía que se estaba registrando un intento de hurto en una carnicería ubicada en calle Washington Beltrán al 1100.

En el lugar se procedió a la detención de un individuo mayor de edad, quién se encontraba forcejeando en la puerta, tratando de romperla para ingresar por carne.

Cuando llegaron los funcionarios policiales, el hombre se desacató y debió ser reducido. Se le incautó un arma blanca y un fierro que llevaba.

Posteriormente radicó denuncia el propietario de la carnicería, concurriendo personal de Policía Científica.