Crean tecnología que permite determinar la esperanza de vida

El resultado va de 0 a 100 y mientras más alto sea más tiempo de vida le quedará al paciente. Es el primero no invasivo del mundo y mejorará a medida que se amplíe la base de datos.
Científicos de Gran Bretaña patentaron un láser que permitiría realizar una prueba de mortalidad. Con él una persona podría saber cuánto tiempo le queda de vida y se trata del primero no invasivo de todo el mundo.
El dispositivo, que tiene un diseño parecido a un reloj, fue creado por dos profesores de física de la Universidad de Lancaster, Aneta Stefanovska y Peter McClintock. Sin molestar al paciente, un rayo láser es disparado en la superficie de la piel que analiza las células endoteliales de los vasos sanguíneos.
Los científicos explican que, gracias a los cálculos realizados por el láser, se puede determinar la duración prevista de la vida y detectar la posibilidad de enfermedades como el cáncer y demencia.
El resultado puede ir de 0 a 100 y mientras más alta sea la cifra que resulte, más tiempo vivirá el paciente.
“Espero que elaboremos una base de datos que se haga cada vez más amplia, para que el organismo de cada persona pueda contrastarse con ella. Entonces estaremos en condiciones de decirles el número de años exacto que les quedan de vida”, explica Stefanovska según informa Russia Today.