Coutinho dijo que “fue un honor ser el intendente de Salto” y que su gestión fue honesta y transparente

IMG_2847El intendente Germán Coutinho traspasó el mando de jefe del departamento a Manuel Barreiro, quien queda en funciones hasta el final del período. Coutinho apeló al artículo 226 de la Constitución de la República efectivizando su renuncia al cargo para volver a ser candidato a un nuevo quinquenio. “Fue un honor ser el intendente de Salto”, dijo el mandatario saliente y refirió que su gobierno fue honesto y transparente.

 

En su alocución en la Sala de Conferencias de Casa de Gobierno Departamental colmada de autoridades, dirigentes y público en general, Coutinho comenzó agradeciendo a todos quienes lo apoyaron y los que lo acompañaron y destacó a Carlos Martínez Noriega, Cecilia Eguiluz, Álvaro Compa y al propio Barreiro, como compañeros de fórmula de la  campaña que le permitió llegar al máximo cargo departamental.

 

Tuvo un reconocimiento para la Junta Departamental y todos los ediles electos de todos los partidos políticos, y esta vez a los que votaron a favor de su renuncia que lo habilita a pugnar por un nuevo período de gobierno. Asimismo aseguró que su equipo cumplirá con todos los compromisos asumidos ante el pueblo salteño. Y agrego que el programa de gobierno no solo se concretó en un 100 %, sino que se hizo mucho más de lo previsto.

 

Coutinho también dijo que Salto tiene presente y tiene futuro, y reiteró la convocatoria a todos los candidatos a la Intendencia para que revisen toda la información de su Administración hasta la fecha. Y al Legislativo Departamental transmitió la tranquilidad de que la herramienta económica de fideicomiso (la mas moderna y transparente del mundo actual), votada por la Junta Departamental y que los opositores usaron su denominación para generar dudas, fue utilizada por su gobierno en un monto de $ 800.000.000 y los $ 104.000.000 serán utilizados antes del 9 de julio de este 2015.

 

Dijo que se va contento de que hoy hay funcionarios que están reclamando alguna que otra instancia, cuando hace 5 años estaban reclamando por su estabilidad laboral, por salir del grado 0 del escalafón o porque sus salarios no llegaban a $ 10.000. Y en ese momento “mi preocupación fue atender a las casi 2.000 familias de municipales, igual que hoy y siempre. Pero también se que ellos entenderán que mi preocupación es también mi Salto y su gente. Los que viven en asentamientos, los que no tienen trabajo o los que les cortaron la luz o el agua y los que no tienen esperanza. La prioridad son todos los salteños”, indicó ya en la piel de senador electo, cargo que asumirá el 15 de febrero.

 

Asumió de su entera responsabilidad la decisión de dar ingreso a 377 funcionarios a la Intendencia, por considerar que era necesario para la empresa en estos 5 años. Y ya no hay más contratos chatarra y hay estabilidad laboral. Para ello utilizó varios mecanismo, “confianza política, concurso, idoneidad y con asesoramiento de mi equipo, respetando siempre a todos los salteños, porque se lo merecen y porque el intendente tenia que estar a la altura de este gran departamento”, aseveró.

 

Coutinho dijo que si hubiera los problemas que se dice en la administración,  bastaría con liquidar los sueldos de todos los funcionarios de la Intendencia a 40 horas semanales y habría un ahorro de más de $ 130.000.000 anuales. Y con eso se solucionarían todos los problemas de los que se habla. “Sobre los problemas se trabaja. Nosotros lo hacemos. Recibimos más de $ 100.000.000 de deudas al asumir, pero no nos quejamos ni preguntamos de qué administración era. Siempre trabajamos”, aseveró.

 

Si se necesitan salidas económicas para beneficiar a Salto, los ediles y la Junta Departamental tienen todo a su disposición. Varias son las opciones, como crear más tasas, más impuestos, dijo Coutinho y todas las que se puede imaginar. “La nuestra es trabajar y luchar, metiéndonos en problemas quizás. Pero somos una empresa distintas a las que hoy vemos que rápidamente les pasan los costos a la gente” señaló Coutinho. “Por eso acá no subimos ningún costo y cada obra o proyecto se hizo con los tributos que ya pagaban los saltenos”, expreso.

 

Agradeció a las instituciones sociales, a las fuerzas vivas, a la solidaridad del Ejercito Nacional, a Prefectura y a la gestión del jefe de Policía de quien dijo ”fue un orgullo trabajar juntos”. Sin olvidar a quienes trabajaron a su lado “que algunos días le dio ganas de ni haberme conocido y con quienes nos abrazamos cuando logramos cosas para Salto. No los voy a olvidar nunca. Cada cosa quedará en mi corazón para siempre”, enfatizó Coutinho.

 

Recordó que recorrió casi 250.000 kilómetros en el país por gestiones especialmente en Montevideo, que depararon muchos logros y otras decepciones cuando las puertas estaban cerradas o que le digan que vuelva al día siguiente luego de recorrer 500 kilómetros.

 

Pero destacó lo que hicieron los saltenos, sus organizaciones civiles, sus fuerzas vivas, sus vecinos unidos, obras que le cambiaron la vida a mucha gente. El departamento tiene hoy obras por $ 2.000.000.000 del aporte de los saltenos, que se pueden ver en las entradas a Salto, en las calles bituminizadas, en el cordón cuneta, espacios públicos, en el alumbrado público e infinidad de otras obras que hace que tengamos el mejor departamento del Uruguay.

 

Se manifestó orgulloso de cada uno de sus compañeros de trabajo en estos 55 meses de gobierno, “ya sea elegidos por su capacidad para el cargo o porque son mis amigos de la vida, porque les tengo confianza y sabia que trabajarían con responsabilidad por Salto”, dijo Coutinho.

 

Recordó el retorno de la Bienal de Arte de Salto, luego de 10 años sin realizarse, o como luce el ex Mercado 18 de Julio hoy como espacio de exposiciones, la mayor cantidad de talleres culturales del país gratuitos para todos los salteños, el recuperado Muelle Negro, más de 10.000 libros distribuidos para revalorizar las bibliotecas y la lectura, la renovada Casa Quiroga, la creada Casa de la Cultura (en la emblemática ex Radio Cultural), el Carnaval con carácter internacional.

 

La Casa de los Deportes, las piscinas barriales, y la primera del interior de Salto en Rincón de Valentín, la Escuela Especial de Deportes (para discapacitados), el Plantel Departamental de Natación de la Intendencia, el apoyo a las disciplinas deportivas, a los clubes a las selecciones salteñas como herramienta para dar batalla en la guerra contra el flagelo de la droga.

 

En lo social, la reinstauración de la Zona Azul, el estacionamiento tarifado solidario que repartió cientos de miles de dólares entre tantas instituciones sociales que mejoraron la calidad de vida de muchos saltenos. El Hogar del Adulto Mayor que ya no les cobra el 75 % a los abuelos, sino el 25 % a algunos a otros no pagan más. El impulso a estudiantes saltenos y de otros departamentos en educación secundaria y terciaria. Las salas velatorias dignas en el Cementerio Central. La Casa Transitoria para las mujeres victimas de violencia y el acuerdo con el Centro Comercial que les da capacitación y posibilidad de salida laboral.

 

La recuperación e iluminación de los espacios públicos y fuentes que estuvieron 12 años sin funcionar, paseos gratuitos, plazas de juegos y juegos integradores porque son espacios de todos los saltenos.

 

El turismo con el Destino Termas reposicionando a Salto en la región. “Todos saben que encontramos en ese rubro cuando llegamos y todos saben como está actualmente”, dijo referente a la actualidad del turismo termal que se transformo en el tercero del país con 500.000 visitantes anualmente y que brinda servicios los 12 meses con una inversión privada de miles de millones de dólares que dio trabajo y apertura a miles de salteños.

 

El trabajo conjunto con los Alcaldes en políticas de descentralización. Hoy todos los pueblos del interior tienen alumbrado público en muchos casos por primera vez como el primer Mevir en pueblo Celeste. Ambulancias, policlínicas, traslado estudiantil, escuelas, talleres culturales, paseos públicos, inversión en personal. Y en un año que llovieron más de 1.000 milímetros, se puede recorrer todos los caminos en los 14.000 kilómetros cuadrados de todo el departamento.

 

El boleto a $ 6 no será necesario subirlo porque es el medio de transporte de 30.000 salteños por día, de los que van a trabajar y les hace rendir el sueldo, de los que esperan en los nuevos 130 refugios peatonales para llevar a sus hijos a la escuela o los jóvenes que van al liceo, “porque es de ellos”, dijo, y aseguro que con los recursos de los saltenos ya se pagaron los 15 ómnibus nuevos, y que la empresa de transporte tuvo una transformación social.

 

En política de vivienda se utilizo la herramienta de la exoneración para que muchas cooperativas pudieran concretar su sueño del hogar propio. Y también utilizamos recursos gestionados para proyectos que la gente que hoy vive en asentamientos a la entrada de Salto, va a vivir con dignidad.

 

Coutinho dijo que hay 40 máquinas nuevas y recolectoras en la flota de la Intendencia. Maquinaria para darle prioridad para trabajar en todas las calles y profundizar la tarea de recolección de residuos.

 

Todas las obras se hicieron sin cobrarle un solo peso más de tributos a los salteños. Y en ese renglón de las obligaciones, Coutinho dijo que también se promovió el reenganche de los contribuyentes con intenciones de estar al día. Pero pidió a los adversarios políticos que no pongan nerviosos a los ciudadanos porque la Intendencia no se quedará con ningún bien de quien no pueda cumplir y tiene una sola propiedad.

 

Asimismo dijo que si exigen que se pague todo dentro del periodo, los aumentos de los funcionarios que ganan el doble que antes, los ómnibus, estar al día con los entes del Estado. Será necesario que la Junta Departamental autorice al equipo de gobierno a cobrarle al rico que pudieron pagar y aun no lo hicieron, dijo. “Esa es la cartera de la que se habla. Y yo les pido, defiendan a los humildes, no a quienes pueden defenderse solos”, enfatizó Coutinho.

 

Coutinho se refirió a las instancias de capacitación de emprendedores y promoción de proyectos especiales y que Salto fue premiado por el impulso al emprendedurismo, dando infinidad de oportunidades a jóvenes empresarios.

 

Volvió la bandera, el escudo y el Himno a Salto como identificación departamental y se fue el slogan, también se recuperó la realización de los actos patrios donde los saltenos acompañaron la presencia de todo el equipo de gobierno en cada fecha patria.

 

En materia de tránsito se trabajó con 5.000 niños en Educación Vial y sus familias para prepararlos para el tránsito, se está llegando a las 100 esquinas semaforizadas que porcentualmente es superior a ciudades importantes como Montevideo. La antigua terminal de ómnibus hoy es la sede del Departamento de Tránsito, hay inspectores en el interior por primera vez, y se trabaja para cuidar la vida de los salteños, dijo Coutinho.

 

Agradeció a las 130 comisiones vecinales reinstaladas en el período por ayudar al gobierno a hacer obras por sus comunidades y por Salto. “No me molestaron nunca y los quiero mucho”, dijo Coutinho.

 

También destacó la gestión administrativa, que fue avalada por el responsable de la auditoria interna que no responde a las tiendas políticas del gobierno, al señalar que cada trámite se hizo con honestidad y transparencia.

 

Sobre el final, dijo que queda mucho por hacer e inaugurar, como el Parque Agroindustrial, el proyecto de mejoramiento integral de barrio Ceibal que le cambiara la vida a cientos de familias, el de barrio San José, un nuevo vertedero municipal, el proyecto de ampliación de plaza De los Recuerdos, cientos de cuadras que serán bituminizadas y tantas acciones más.

 

Dijo que aprendió de los errores, pidió disculpas por haberlos cometido y si tiene la oportunidad de volver al cargo, prometió corregirlos.

 

Finalmente pidió la licencia de los salteños para dedicarle su esfuerzo de cada día, las ausencias, los cumpleaños que no estuvo, el humor, las noches largas, los viajes en tarea como intendente de Salto, a sus cuatro hijos, Carlos Martín, María del Pilar, María Ianina y a Germán Coutinho. Y en ellos lo hizo extensivo a todos los salteños.

 

“Viva Salto y a seguir trabajando. Gracias por tanto cariño y por dejarme trabajar con la gente que amo, la de mi departamento. Y gracias por haberme permitido ser su intendente. Hasta pronto”, concluyo Coutinho.

 

Barreiro, como intendente en funciones, dijo que es un honor y responsabilidad enorme asumir el cargo y máxime en época electoral. Agradeció el respaldo de Coutinho y comprometió el mismo o mayor esfuerzo del equipo de gobierno.

 

Dijo que basara su gestión en continuar la conducta de Coutinho en cuanto a actuar con total honestidad y transparencia de procederes. Completar y concretar todas las obras proyectadas y planificadas por un gran gobierno, sin que se interrumpa ninguna acción prevista. Continuar la política social del tarifado solidario Zona Azul. Promover, mantener y mejorar la calidad de los servicios sociales, políticas de deporte, cultura, salud, educación.

 

Asimismo dijo que el transporte social seguirá vigente y el boleto seguirá cotando $ 6 porque es una política de gobierno. Que la Intendencia cumplirá con sus obligaciones, pero también exigirá que los entes del Estado cumplan con las suyas, con el pueblo de Salto.

 

IMG_2850Agradeció a Salto porque fue electo oportunamente para el cargo que hoy ostenta y a su familia por ser sostén de su actividad política y recordó a sus padres especialmente.

 

Como una de las primeras acciones de su mandato, Barreiro ordeno colocar la fotografía de Coutinho en la galería de cuadros que recuerda a todos los intendentes de Salto en el hall de la Casa de Gobierno. Una copia del retrato  le fue entregada a Coutinho por la secretaria general Cecilia Eguiluz en representación del equipo de gobierno.