Congreso de Intendentes analizará los daños millonarios en la caminería rural por las intensas precipitaciones

Las intendencias solicitarán ayuda financiera al Poder Ejecutivo para enfrentar los graves daños del temporal de lluvia que afecta a gran parte del territorio nacional. Si bien el Intendente Germán Coutinho se encuentra en uso de su licencia reglamentaria, diariamente recibe un informe de la situación del departamento. Hay importantes daños en la caminería rural y calles de la ciudad.

Coutinho acompañará a la delegación del Gobierno de Salto este viernes en el departamento de Durazno de la reunión del Congreso de Intendentes donde se estará tratando este tema. Las intendencias más afectadas por el temporal (Durazno, San José, Canelones, Florida y Treinta y Tres) solicitarán el jueves, durante el Congreso de Intendentes, una ayuda económica al gobierno para reparación de la caminería rural, que está “destrozada”, según calificaron varias fuentes municipales.

“Ya cambiamos el orden del día: el primer tema a tratar va a ser las consecuencias por las lluvias y ver qué podemos conversar con la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP), el Ministerio de Economía y Presidencia. Veremos qué tipo de apoyo podemos tener para solucionar el tema de la camineria rural”, informó a El País Armando Castaingdebat, intendente de Flores y presidente del Congreso de Intendentes.

Sin embargo, la preocupación que manifestaron las comunas es que el gobierno todavía no entregó la ayuda económica a los departamentos afectados por las inundaciones de septiembre del año pasado. En ese entonces, había evaluado los destrozos de camineria rural por US$ 2 millones, en las intendencias de Cerro Largo, Treinta y Tres y Canelones.