Así no Intendente!

Por José Silva (*) Este fin de semana hubo una actividad muy importante para los militantes frenteamplistas, el Encuentro Nacional de Comités de Base en Montevideo donde Salto participó con una muy buena delegación, que realizó aportes en todos los talleres con muy buen nivel de discusión. En estos días vamos a estar difundiendo las conclusiones de este encuentro, en el que participaron unos 800 militantes de todo el país.

Queremos también recordar a los frenteamplistas que se viene un nuevo 25 de agosto, día del comité de base, que en esta oportunidad reviste una doble trascendencia: primero porque los compañeros que se designen estarán en sus cargos durante dos años, ya que el 2014 por ser año electoral no se renuevan las autoridades de los Comités de base; y además porque los Comités que se constituyan este 25 de agosto serán los que queden habilitados para participar del Congreso del Frente Amplio que se desarrollará entre los meses de setiembre y diciembre de este año. Es de suma importancia entonces que desde ya comencemos a organizar en cada lugar la preparación de las asambleas, para llegar en la mejor forma posible a esta jornada. Servirá además para ir viendo de qué manera nos vamos a estar juntando para discutir los documentos que se están elaborando desde la Comisión de Programa, desde las 27 áreas de trabajo que se conformaron. Hoy contamos con un buen número de comités, tanto en la ciudad como en la campaña, así como colectivos que ya han solicitado ser tenidos en cuenta para la conformación de nuevos comités funcionales como el de los trabajadores de la educación, por lo que damos la bienvenida a todos los frenteamplistas que se organizan para participar más y mejor de la construcción de nuestro Frente Amplio.

Salud compañeros y a redoblar esfuerzos para la reafirmación y defensa de nuestro gobierno, por la continuación de más gobiernos Frenteamplistas.

Pero sobre el filo del fin de semana hubo un hecho que no queremos dejar pasar inadvertido, por la gravedad que reviste.

El jueves pasado, en un conocido programa periodístico televisivo, el Intendente de Salto dejó claras varias cosas: que no sabe de números, que no conoce la rendición de cuentas (la real, no la del show del teatro), no tiene idea de en qué lugar dice qué cosa, confunde cuestiones básicas desconociendo que la Intendencia sí tiene deudas que afrontar. Ante una entrevista diferente a las que está acostumbrado, donde sus periodistas se pasan levantándole centros para que éste se floree y se muestre como el más simpático de los salteños, el periodista en cuestión fue inquisitivo, le requirió una y otra vez su opinión sobre cuestiones que sin duda lo incomodaron y lo dejaron en “falsa escuadra” ante los televidentes. Para colmo tuvo la infeliz idea de ofrecerle trabajo en vivo al periodista, lo cual éste rechazó, también en vivo.

Hasta ahí todo bien, le fue mal pero no es delito ser ignorante.

Pero la respuesta desde su entorno no se hizo esperar, y al otro día desde un programa radial se cargaron las tintas contra el periodista, a niveles tan bajos como repudiables; se cuestionó su capacidad como profesional tanto como su vida personal, lo que realmente subleva al más calmo de los mortales. La derecha salteña muestra sus dientes, se sale del canal habitual de la sonrisa complaciente, del “vamo arriba” inconsistente, y sale al ruedo a dejar claro que no se puede criticar al Intendente, y mucho menos dejarlo pegado preguntando cosas que no conoce o no sabe responder.

Y no vale decir yo no fui, no controlo, no tengo nada que ver con esos dichos, esa es la cara real de quienes hablan de otra forma de hacer política. “Ojo, si no te sumás te echo los perros” parece ser el mensaje.

Así no, Intendente.

(*) Agrupación Arerunguá- Frente Amplio.