AL Nº 1 SE LE ROMPIERON TODOS LOS HUEVOS…

congoQue año –dijo el avestruz- un solo charabón, y tuerto”, murmuró  en Nº 1, con el ojo más entornado de lo habitual, pensando en cómo la nidada de SHP (Súper Huevazos Progresistas), había sido de una esterilidad espantosa; El Cdr. Austeri que lo acompañaba, preguntó “¿Qué le dio con los huevos de avestruz, Líder?”.

Luego de un largo y reflexivo silencio el Bonaparte de la Teja respondió: “estuve viendo el aviso del sistema de cuidados en la TV, y la  imagen de Bongo con su cara de huevo duro con barba y expresión enojada es brutal”… y agregó “salvo que sirva para mejorar  la alimentación de los gerontes diciéndoles: comé las  verduras viejito o viene Humpty Dumpty y te lleva p’al cotolengo…

El fracaso del cloroformo celeste, (debieron venirse y darle por ganado el partido a Jamaica, en lugar de hacer tarde los tres goles que faltaron para clasificar), alteró todo el cronograma de distracciones previstas para aplacar la calentura de la ciudadanía con el asunto de la cleptocracia fiscal en reiteración real.

El huevazo petrolero también explotó (no aguantaron nada los franceses), igual que los Diamantes, la Mega Minería Hindú, la Desgasificadora de Noyego, el Puerto de Aguas Hondas, la tercera planta “plásticelulósica” a base de basura de MonteVIdeO que tampoco va a andar, (demasiada yerba), las recicladas del DESFONDES totalmente ”fondidas”, (inclusive fracasó el proyecto de falsificar dólares con la imprenta apropiada, porque el impresor era daltónico e imprimieron un  BILLÓN de dólares color ciclamen), para rematar con  “AvestruzU” que ni siquiera la BOA boliviana se la quiso merendar… en definitiva, de toda la “nidada” de los SHP, solo se salvó el huevazo del ajuste fiscal, que viene a ser el único fértil que parió el charabón “tuerto”.

No se angustie Líder”, lo consoló Austeri, “la gente tiene mala memoria y pronto se van a olvidar”, a lo que el Nº 1 perdida su habitual calma le retrucó ásperamente  a su ministro predilecto: “difícil que el chacho chifle” mostrando su faceta lumpen-EMPEPISTA subliminal, y agregó, “la gente ni siquiera entienden que los compromisos son para cumplirlos, y me están haciendo escándalo por la compra del avión usado y del siglo pasado a mi amigo…”.

Por una vez en la vida Austeri se quedó mudo; el asunto del jet chatarrex lo tiene atracado en la garganta desde que logró que la Auditoría le trancase la alcahueteada al “Ñato”, y al final le hicieron el gol  con la licitación secreta de un solo oferente.

Su vieja idea, (de Austeri) de aprovechar el viento a favor y darles mucha plata a los radicales para tenerlos contentos para que lo dejaran candidatearse a la Presidencia, ha fracasado definitivamente: se terminó la plata; el tsunami desparasitador que arrasa las costas de América del Sur, llegará tarde de la RODELU, (como siempre), pero no hay  plazo que no se cumpla ni duro que no se ablande.

En Argentina, espejo del futuro inexorable,  ya mandaron para la casa 150.000 “ñoquis”, y tienen un millón más “en la mira”. Sin contar los que están marchando “p’adentro”, lo que recuerda la apavorante profecía de George “The Magníficent”. Sin discusión, hubo tremenda rotura de huevos.

Congo Bill.

PS: HABLANDO DE FOBAL.

Sin Suárez, no hay caso.

Con Suárez y Cavani, el resto también pude ser Wanderers, Plaza Colonia, Defensor-Sporting o el Fenix.

A Tabárez hay que agradecerle la mejora notable en la conducta de los jugadores, su presentación  y elegancia; debiera jubilarse, instalar una academia de buenos modales; y empezar por aprenderlos él, que siempre está con cara de alunado.

Cavani es un gran jugador, y debe tener dos corazones y tres pulmones, pero si tiene que traer la pelota desde el fondo, a donde “bajó” a defender, y no hay nadie que lo acompañe en el ataque, ¿cómo quieren que no erre goles?

No hay que criticar a Suarez por pegarle al plástico y tener una pataleta porque no lo dejaron jugar. Si no tuviera el TOC, y sufriera de lujuria incontenible por el gol, no sería quien es, ni haría la cantidad de goles que hace.

Cuando un puntero africano se escapa por la raya, los restantes delanteros corren en línea paralela con él, para que cuando no pueda driblear al tercer defensa, les haga el pase y puedan intentar el gol. (De esto algo sé porque de chiquito fui mascota del “Kinshasha Football Club”)

Cuando un puntero uruguayo se escapa por la raya, los restantes delanteros se quedan mirando, y la final el hombre, si zafa del patadón del defensa que lo venía persiguiendo, solo le queda pasar la pelota p’atrás…

¿Cómo nos va a ir?