SimpliRoute: el software chileno que busca llevar el ruteo inteligente a todo el país

La plataforma permite ahorrar hasta un 30% de costos logísticos sale de Montevideo y apunta a las distribuidoras del interior

 

Quien trabaja con entregas sabe lo complejo que puede ser planificar una ruta. Hay que cuantificar los recursos disponibles, fijar los puntos de visita, coordinar horarios con clientes, distribuir la carga en los vehículos y finalmente definir el recorrido. Pero como está ocurriendo con casi todos los sectores, la tecnología llegó para salvarnos.

SimpliRoute es un software de logística de origen chileno, que a través de un potente algoritmo de inteligencia artificial y machine learning permite al usuario crear la ruta más óptima para resolver sus entregas.

“El usuario ingresa a la plataforma las direcciones, horarios, vehículos, conductores y tipos de mercadería, y en base a todas esas variables, las características propias del rubro, y tecnología de predicción de tráfico, en segundos el algoritmo traza la ruta más eficiente” explica Alejandro Cash, director de SimpliRoute para Uruguay.

La plataforma llegó en febrero a Uruguay con el apoyo de la Agencia Nacional de Investigación e Innovación (ANII) y cada día planifica la ruta de 240 camiones en el país. Empezó trabajando con e-commerce y pequeños negocios, para rápidamente llegar a grandes cadenas como Divino, Grupo Disco, Frigorífico Centenario, La Ibérica, Lemon, Pontyn y Softys.

Su próximo objetivo es salir de Montevideo y llevar esta tecnología a aquellas empresas que abastecen a supermercados y puntos de venta en el interior. La plataforma ya está operando en Canelones, San José y Maldonado, hace unas semanas incorporó a las distribuidoras Roig en Salto y Portobello Representaciones en Mercedes, y cuenta con otros cuatro clientes del litoral en etapa de prueba.

“La plataforma se adapta a toda clase de negocios, pero apuntamos especialmente a las pequeñas distribuidoras locales, de uno a diez camiones, y que planifican su ruta en forma manual. Creemos que es un sector desatendido en este sentido, y que puede obtener grandes beneficios con la incorporación de tecnología”, asegura Cash.

Algunos de los beneficios mas inmediatos tienen que ver con la trazabilidad y el acceso a la información. Además de diseñar la ruta en forma inteligente, el software realiza el seguimiento de los camiones en tiempo real, ofrece visibilidad a los clientes sobre los tiempos de llegada y permite acceso a estadísticas de las visitas. A esto se suman la optimización de cargas, distribuyendo la mercadería en los camiones para lograr el mejor resultado.

Estas prestaciones llevaron a SimpliRoute a cerrar el mes de octubre con 100.000 visitas al mes en todo el país, y para febrero de 2021 espera llegar a las 240.000. Según Cash, la clave de este crecimiento está en la facilidad de uso y eficiencia del software, que genera a las empresas un ahorro de hasta 80% de tiempo al momento de planificar una ruta, un 30% de costos logísticos y un 10% del total de vehículos utilizados.

Un modelo en la nube y 100% a distancia

Si bien en principio el software apunta a los departamentos con mayor densidad de población, su modelo de negocios “en la nube” permite llegar a todo el país. La plataforma funciona como un servicio (Software as a Service), por lo que no requiere infraestructura ni instalación física, y tanto la implementación como el soporte son a distancia.

Otros puntos que contribuyen a su accesibilidad son la tarifa de US$ 40 por vehículo al mes y la interfaz simple e intuitiva, que permite manejar la plataforma desde el propio vehículo de despacho y a través de cualquier dispositivo móvil. “El gran objetivo es democratizar la logística, para que la inteligencia artificial pueda ser aprovechada por empresas de todos los tamaños y lugares”, asegura Cash.

Como una fabula de Silicon Valley, la empresa nació hace cinco años en Chile inspirada en la tesis de maestría de su fundador Álvaro Echeverría, que desarrolló un modelo logístico para reducir el tiempo de respuesta de los bomberos en un 40%.

Hoy es una multinacional presente en 25 países y proveedor de gigantes como Walmart, Unilever y Natura. Día a día el algoritmo aprende de la experiencia de conductores y ruteadores de más de 9.000 vehículos en todo el mundo, y en base a esos datos identifica la mejor forma de resolver la operación diaria.

“Este modelo permite que una tecnología chilena sea utilizada de igual forma en países tan alejados como Irlanda y Australia. Esa misma lógica es la que buscamos aplicar a nivel nacional. Queremos que las empresas del interior aprovechen el ruteo inteligente de la misma manera que lo hacen las de Montevideo. Ese es el gran objetivo para esta nueva etapa”, concluye el director.

Deja Tu Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.