Relatos que pueden ser Nunca reveles lo que es pa vos.

Además de trabajar juntos eran muy compañeros. Ambos encargados de las estancias del mismo patrón. 

El gringo no estaba casi nunca y ellos tenían la libertad de hacer y disponer de acuerdo a sus criterios.
En fechas importantes intercambiaban consumos, uno le pasaba carne de oveja y el otro porcina. Cuando hacían chorizos siempre se convidaban el uno al otro.
Una noche que estaban tomando unos matungos, y que se habían juntado para una planificación de la semana , Dardo le cuenta a Roberto ,de un extraño sueño. Resulta que le habían dado un tesoro mientras dormía. El negro le indicaba que en la vieja pulpería, debajo de la piedra laja ,había a menos de un metro ,una olla de oro. Cuando el ingresará la puerta se cerrará y en poco tiempo volverá a abrirse , para ese momento ya tendría que tener la olla afuera.
La conversa quedó por ahí, ya que no había tiempo para entretenerse en boberías. ¿Mira si va a ser cierto que los tesoros te los entregan en un sueño ?
Tres años después le pica la curiosidad de ir a revisar el piso de la vieja pulpería. No le pudo contar nada a Roberto,al que hacía más de un año que no veía, ni tenía noticias de el.
No le fue difícil encontrar la piedra señalada ,estaba idéntica a la del sueño. La corre y empieza a escarbar y se encuentra ,para su asombro, que la tierra estaba floja, ningún puerta se abrió ni se cerró. Al poner la piedra en el lugar con mucho cuidado para que el gringo no se entere , percibe que la piedra estaba comida en tres lados y tenía marca de barreta.
Tal como lo pensé ,le contó a su hijo mientras churrasqueaban, el sueño seria una bobería.
Lo que no era bobería era que Roberto fue visto en la ciudad comparando unas propiedades con propósito de inversión, lo reconocieron al ver bajar de una camioneta de última y ya no vestía andrajoso. Si bien lo saludó ,no resultó muy efusivo y por momentos esquivaba la mirada. Después de contarle que ahora tenía estancia , ya que unas cositas le habían corrido favorable se fue sin dar más detalles.
Abel Buslón

Deja Tu Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.