Con el pie en el primer escalón

Por Nicolás Santana: Un amigo me contaba su vasta experiencia contratando con Gobiernos Departamentales y Provinciales a lo largo de todos los países del Mercosur.

Me acuerdo una de entre tantas anécdotas que le pasó, en este caso, en la Provincia de Córdoba, donde un Intendente de una localidad muy chica que está situada entre el aeropuerto y Córdoba capital, lo estaba esperando en el primer escalón de la escalera del avión.

Mi amigo no podía zafar aunque quisiera. El Intendente se presentó, y le ofreció llevarlo a la ciudad, previa pasada por su pueblo, donde le mostró la plaza principal y se la ofreció con enormes facilidades de pago, con la condición de que instalara lo que mi amigo estaba buscando, un local para una fábrica y salón de ventas de maquinaria pesada. La historia tiene final feliz, el pueblo logró 322 puestos de trabajo, los que le cambiaron la vida a sus habitantes para siempre.
Así se suceden las buenas historias y también de las otras, anécdotas de cómo comunidades enteras se perdieron de oportunidades que hubieran cambiado su destino por ignorancia, desidia, inoperancia y la peor, falta de interés.
Si miramos la foto actual de nuestro Salto, en cual de estas 2 situaciones creen que estamos ?
¿A quién se imaginan con el pie en ese primer escalón del avión conquistando al inversor ? ¿y a quién no?
Y más sabiendo que hay uno de los candidatos a Intendente que ya logró la inversión de un Hotel 5 estrellas en Termas de Arapey, realizó las gestiones para terminar el Hotel Salto que hacía años estaba parado, reabrió el Frigorifico Municipal, logró que el enorme complejo Casas Uru se hicieran acá y no en el Sur, que se instalara La Jacinta con los paneles solares que dieron trabajo a tanta gente, apostó al emprendedor y salió a vender Destino Termas a todos lados donde se pudiera captar turistas.

Todo eso significó una baja en el desempleo, que se explica en esta gráfica que compartimos con ustedes.

Números, no de encuestas sino de puestos de trabajo, que son los que nos importan, porque nuestro objetivo es garantizarle a los salteños que vamos a trabajar para revertir lo mal que Salto está hoy.
No hay otra. Hay que volver a ir a buscar a los que crean trabajo, a los que atraen inversiones.

Porque vinimos a la política no para ganar una elección como si fuera un campeonato, sino para gobernar y pensar en el Salto que todos queremos.

Ayúdennos a hacerlo realidad, el cambio es posible con un gran Intendente como Germán Coutinho liderando un equipo de hombres y mujeres al que nos une el gran desafío de volver a sentirnos orgullosos de vivir acá. Hagámoslo posible.

Deja Tu Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.