Tocó meterse Por el Lic. Nicolas Sant’Anna Fórmula Germán Coutinho

“El conformismo es el carcelero de la libertad, el enemigo del crecimiento¨, decía John F. Kennedy y esa frase se me vino a la mente hace unos años cuando salió un informe de la OPP con el título Salto 2030. Allí se planteaba un panorama poco alentador de estancamiento y deterioro progresivo para el norte del País y para Salto en particular.

Sentí que no iba a pasar por esta vida sin intentar torcer ese destino y casi contra toda lógica,me entusiasmé con la idea, bastante quijotesca, de que podía aportar para ser parte del cambio de rumbo. No, no me conformo y me niego a resignar el crecimiento de nuestro Departamento pensé y desde esa convicción se podría decir que mi vida cambio en varios aspectos.
Al principio, lo que hice fue participar del Centro Comercial, donde encontré que casi todos teníamos el mismo propósito, el de trabajar para mejorar el lugar donde vivimos. Al Igual que muchos dirigentes en los últimos 100 años.
Al tiempo me tocó asumir la Presidencia y esa experiencia me abrió los ojos en varios aspectos. Vi que las cosas las pueden hacer muchas personas, instituciones, públicas o privadas, organizados o espontáneos, pero la guía de estas actividades en este lugar, lo lleva, lo dirige, lo impulsa, casi siempre el Jefe de la Ciudad, el Intendente.
Por eso cuando Germán, hace un año y medio atrás, me propuso integrarme a la fórmula y a su equipo para intentar recuperar la Intendencia, me sumé al proyecto y vamos transitando juntos este camino preparándonos no solo para ganar una elección sino también para gobernar.
En este tiempo reafirmé que la decisión, que no fue fácil , fue la correcta, encarando este proceso con la convicción que se pueden y se deben hacer las cosas bien.
La realidad nos plantea un escenario por decirlo de una manera sencilla , difícil, lo que nos tocará afrontar no es para tibios, habrá que poner a los mejores en cada área y saber que no es momento para reservarse nada.
Nos preocupan los números en rojo. Imaginen que si en la casa de cada uno de nosotros es difícil equilibrar las cuentas o lo difícil que es en un negocio, la complejidad que representa administrar un departamento de mas de 110.000 habitantes. Pero no podemos seguir tropezando con la misma piedra y debemos frenar el déficit, estamos superando en gasto, el 70 % de los ingresos y así no se puede más. Las medidas a tomar deben ser claras y concretas, adecuadas para lograr el equilibrio. De lo contrario, estaremos condenados a vivir sin obras ni ayuda a los que más necesitan y sin planificación a largo plazo, atados y así pasarnos la vida culpándonos unos a otros, no levantar la mira y correr el riesgo de terminar como dice el informe que queremos vencer.
Me niego a eso. No estoy acá para ver pasar este desafío. Tocó meterse, para que el día de mañana al recordar estos tiempos difíciles y el informe de la OPP, podamos decir que no fue nuestra sentencia sino un impulso que nos obligó a ser mejores y crecer.

Deja Tu Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.