Dejar hacer. Ayudar a hacer.

Por. Andreina Rossi

Ayer, mi amigo Juan Gonzalez resaltaba en un comentario que hizo a una de mis publicaciones, la importancia de que el sector público apoye “a los pequeños empresarios que están en el rubro informático para que puedan desarrollar mejor algunas áreas como por ejemplo el software, que es un área con 0 desempleo hoy en día”. Transcribo sus palabras porque son una síntesis perfecta de lo que debemos hacer desde el Estado. Apoyar, motivar, empujar, a los que están construyendo puentes hacia el futuro. Para eso estamos: para ayudar.
Según la Cámara Uruguay de Tecnologías de la Información (CUTI), casi 25.000 uruguayos trabajan en el sector de las tecnologías de la información (sin incluir las telecomunicaciones), lo que en el marco de las actuales circunstancias se hizo evidente. Y sus ingresos corresponden al 2,5% de nuestro PBI, unos US$ 1.500 millones de dólares. Por otra parte, destaca que la facturación de este sector equivale a casi la mitad de la suma de la ganadería y la soja. Datos que seguramente muchos no conocían y que encierran oportunidades para muchos de nuestros jóvenes.
No hay duda que talento, capacidad y ganas de hacer, no nos faltan. En especial aquí en Salto. Trabas, obstáculos, burocracia, complicaciones, incomprensión, tampoco. Por eso, el norte está claro. El futuro está en manos de nuestros jóvenes y emprendedores. Dejémoslos hacer. Ayudémoslos a hacer.

Deja Tu Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.