La Intendencia trabaja y no reconoce dificultades ni obstáculos.

Nos ha parecido muy acertado no dejar de mencionarlo con cierto ánimo de satisfacción por la dinámica de esfuerzo y dedicación; aún en tiempos de retroceso económico y social así como de angustias aprisionadas en reclamos.
La comuna mantiene sus puertas cerradas a la población en régimen cotidiano hasta el próximo día 1º de junio porque preservar la salud pública y ajustarse a los protocolos establecidos son parte del objetivo central.
Pero sigue cumpliendo con una planificación en distintos puntos de nuestro Departamento, como desde el primer día de la actual administración Andrés Lima – Alejandro Noboa.
En esos 5 mil kilómetros de caminería rural se ha estado sin pausas, sin descuidos, sin dejadez, sin desánimos pese a contratiempos climáticos y respetando los períodos de espera que toda obra de mantenimiento y de reparación exige, para que resulte una producción efectiva y buena.
Por éstos días se sigue trabajando en el acceso de 19 kms a Termas del Arapey, como diéramos cuenta hace unos días, y en el camino que va desde ruta nacional n º 31 en el km 13 hasta el municipio de San Antonio.
Por otra parte, un equipo vial de la Intendencia ha vuelto a realizar trabajos de mantenimiento en zona de pueblos Palomas y Saucedo. Alrededor de unos 20 kilómetros desde la ruta n º 3 hacia el este y zona aledaña.
Se trata de un cónclave productivo que se refleja en un enorme flujo de productos agropecuarios y ganaderos que circulan mediante un gran tránsito de camiones. También es imperioso reconocer el apoyo desde el municipio de Villa Constitución hacia los funcionarios apostados en esa zona.
El segundo equipo del área de Obras, está cumpliendo tareas en la región de Pepe Núñez – municipio de Mataojo. Un camino de acceso ubicado en el km 160 de la ruta nacional 31 y que se interna por cerros y cuchilla uniendo el extenso municipio, la ciudad de Tacuarembó y nuestra capital departamental.
Existe allí en esa zona, que hemos recorrido en varias ocasiones, un importante traslado de vehículos, de estudiantes, de docentes, de trabajadores rurales, de productores, del servicio médico o de proveedores entre otros.
La actual administración, que por circunstancias de fuerza mayor y de la pandemia sanitaria, se prolongará hasta noviembre de 2020 y sigue demostrando que una de sus notas salientes ha sido la constante presencia en distintos lugares; cada mes de cada año desde 2015 al hoy.
Es una fortaleza de gestión que estamos seguros la ciudadanía valorará cuando llegue el instante de hacerlo. Un hecho que no recuerdo se haya plasmado antes, al menos desde la restauración democrática hacia acá.
Recurro a mi memoria para afirmarlo, pero también a las reflexiones de funcionarios comprometidos con su función y no con un proceso en particular según tal o cual jefe comunal.
Me respaldo en las reflexiones y en las valoraciones de la población salteña en cada recorrida que realizamos. En las definiciones certeras de referentes políticos y gubernamentales.
Y además de esa persistencia, está ese intercambio inter institucional que redunda siempre en beneficio de quienes somos gobernados.
Esta administración podrá quedar, quizá, con algo más por hacer. Pero hay algo que se descubre apenas se observa y es ese instinto de vencer los obstáculos y escollos. Tenaz rasgo de su personalidad colectiva.

Deja Tu Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.