DE LO NUESTRO, LO PEOR

Días atrás, en una columna titulada “El viru viru del Diputado”, analicé con la invalorable ayuda del Cr. Rodrigo Goñi, lo que había sido el descontrol de los dos últimos gobiernos de Salto, (cuyos candidatos Coutinho y Lima, compiten por ver quién es “el mejor” de “los peores”, aunque a raíz de los resultados vienen empatando), con referencia al denominado “Gasto en la barra de amigos” que realizaron ambos (des)gobiernos, donde la “normalidad” para ellos fue la colocación de una inmensa e interminable cantidad de amigos, que comprometió seriamente las finanzas del Departamento, que lo sufren los 120.000 Salteños.- Basta con pensar como terminó uno y cómo está terminando el actual.- Los números hablan por sí solos .-
Hoy vamos a explicar lo que fue en cifras el otro gran rubro que tienen los gobiernos, como lo es el denominado “Inversión”. En palabras comunes, las obras que realizaron para el Departamento.
Coutinho, gastó en obras, de promedio, por año, una suma de U$S.20.000.000 y Lima, contabilizando lo gastado hasta la última Rendición de Cuentas, incrementa el gasto y lo lleva a U$S.25.000.000 de promedio por año.-
De seguir este promedio, entre “Malo y Espantoso” van a gastar en ambos períodos, la friolera de U$S.225.000.000, en lo que podríamos llamar Obras.-
Indudablemente que son cifras muy importantes. Con ellas, mucho se podría hacer para desarrollar al Departamento creando las condiciones para aumentar el trabajo, que tanto falta en Salto.-
Ahora bien, la pregunta que nos hacemos es: Que obras de ambos períodos quedaron para el Departamento que uno pueda decir son realmente importantes y sirven para el desarrollo departamental?
Alguien se anima a nombrar 2 obras de cada uno, que sean realmente innovadoras o productivas para Salto?
Lamentablemente no se puede contestar esa pregunta, y es más, lo que dejaron, que es absolutamente nada, además lo dejaron destrozado. Si no vean lo que ha sido la Avenida Oribe, la Avenida Apolón, como quedaron de cráteres las calles, los caminos departamentales, hasta un Congreso Mundial agropecuario, no se pudo desarrollar en el Interior del Departamento, pues los caminos estaban intransitables.-
Otro dato, Fonticiella gastó en obras en su período, 2.534 millones de pesos. Coutinho lo llevó a ese gasto a 3.280 millones de pesos, o sea lo aumentó en 746 millones de pesos, y miren que casualidad, la deuda que generó en su período es prácticamente la misma de lo que gastó en las obras.-
Que podemos deducir? Que para poder llevar a cabo las Obras, no tuvo más remedio que endeudar a la Intendencia de Salto, o sea al pueblo de Salto, pues de otra forma no la podía hacer, porque la plata la gastaba en otra cosa.-
Saben en que?
Si. Bingo!!!
En los salarios de la “barra de amigos” que colocó en la Intendencia, que costó 798 Millones de pesos.
Qué tal? Que coincidencia!!!
Si no gastaba en colocar a la barra de amigos, no endeudaba a la Intendencia para llevar a cabo la obra (si se puede decir así) que hizo.-
Claro, algunos se preguntarán con malicia. Y Albisu y vos no estaban entre esos sueldos?
Si, estuvimos, pero lo hicimos porque Coutinho nos fue a buscar pidiéndole a la Comisión Departamental del Partido Nacional que precisaba de determinados nombres para formar un gobierno. Y creemos que no defraudamos en las áreas en que estuvimos, donde tanto Albisu como quien escribe esta columna, realizamos las tareas con responsabilidad, dedicación, eficiencia, honrando lo que ha sido la más cara tradición Nacionalista.-
Estas son perlitas que de ambos (des) gobiernos hay para dar, que hay que marcarlas para que la gente, cuando les toque elegir entre los candidatos que se presentan a la puja electoral las tenga muy presente, pues Salto, no puede volver a tener la tragedia, de ser gobernada por ninguno de los candidatos que compiten para ser el mejor de entre los peores.-

Por Esc. Gustavo Varela.

 

Deja Tu Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.