Feriantes expresan la necesidad de trabajar y exigen una solución para la situación.

El histórico paseo de compras de Salto nuclea más de 400 puestos comerciales y emplean a más de cuatro mil personas. Sin embargo, comenzó la Semana de Turismo y los puestos, que generalmente reunían una mayor cantidad de gente y lograban aumentar sus ventas, se encuentran cerrados.
Su gran mayoría no puede abrir las puertas, debido a que la venta de ropa está totalmente prohibida.
Este martes de mañana, la Intendencia en conjunto con la Policía notificaron a los trabajadores que debían cerrar los puestos. Los feriantes más antiguos de la zona, plantean la necesidad de trabajar para poder afrontar la crisis económica que trajo consigo el nuevo coronavirus en el país.
“Hace tres semanas que el alquiler del lugar no lo puedes pagar” expresó Julio, uno de los puesteros más antiguos, y agregó que en Semana de Turismo es cuando más pueden trabajar.
Karina, otra feriante del bagashopping, expresó que la situación “es desesperante” y exige soluciones para poder afrontarla.

Fuente: subrayado

Deja Tu Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.