La memoria y su rol protagónico (Dr. Álvaro Lima – Diputado Frente Amplio Salto)

Será uno de los aspectos gravitantes en la campaña hacia mayo próximo en nuestro Departamento.

Desde la dirección estratégica de El Cambio Continúa, que proponemos los 24 grupos políticos que promovemos la candidatura a Intendente de Andrés Lima, se concibe como un pilar en éste comienzo de intensidad y trabajo.

Existe un antes y un después desde julio de 2015. La brecha es muy honda al momento de analizar y explicar cómo Salto pasó de no disponer de las básicas funciones que hicieran operativa y viable una Intendencia y de tener en vilo a la población salteña; que veía cómo las tareas esenciales no se podían llevar adelante.

Ha sucedido un proceso de cuatro años y medio de estabilidad financiera y de reordenación de una economía que fue tenebrosa.

La memoria trae a éste 2020 la asunción de responsabilidades para hacerse cargo de los escandalosos desórdenes en hacienda que ascendían a unos 600 millones de pesos de deuda.

Desgarrador recibimiento para quienes debían asumir un gobierno departamental vaciado y sin esperanza.

Un comienzo muy difícil pero que fue consolidando desde el orden y la capacidad, dar cumplimiento a las básicas competencias que la Constitución y la Ley le asigna a un jefe comunal.

Tan así fue que a la fecha, asistimos a una profundización de las relaciones nacionales de gobierno que germinaron en la actual administración y a un estrecho marco de interacción comunitaria con las fuerzas dinámicas de aquí, de la ciudad y del centro de los recursos; como jamás he visto desde que identifiqué a mi conciencia.

Los salarios no se pagaban y esa realidad lacerante fue declarada desde Juan Carlos Gómez 32. No debemos de olvidar esta penosa circunstancia.

No podemos hacerlo cuando se pretende intentar demostrar, por quienes no supieron administrar antes; que todo ha cambiado.

Antes de asumir ésta administración en curso, la basura se acumulaba en toda la ciudad, no había camiones recolectores para ese fin y en varios lugares de nuestros barrios existían basurales endémicos.

Hoy existe toda una planificación mensual de turnos, recorridos, flota vehicular renovada, transformaciones edilicias en el sector, asistencia funcional desde recursos humanos al personal de recolección y un histórico sistema de contenedores para residuos domiciliarios.

Cabe  señalar que se ha recibido la invalorable colaboración del sector privado comercial e industrial, de organizaciones civiles; en cuanto a la implementación del nuevo sistema de recolección.

Está quedando el proyecto del vertedero para que deje de ser a cielo abierto y en tal sentido se avanza en su viabilidad hacia un segundo período.

La memoria es ese refugio de la historia dice el gran León y en ella está enclavada parte de la reflexión que se avecina, pensando en elegir al nuevo Intendente.

Es legítimo pretender continuar cuando se han hecho las cosas bien y justo para la población seguir usufructuando de más calidad de vida.

Muestras hay, y a montones. Solo hay que rememorar y traer al presente lo realizado. Las opciones del otro lado son las mismas que ya estuvieron juntas en el mismo período. Y sabemos cómo nos fue. Por eso, en estos meses: memoria.

Deja Tu Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.