Desarrollo y calidad de vida para afianzar y ayudar desde la militancia(Dr. Álvaro Lima – Lista 1786  Frente Amplio Salto)

Sabemos bien cuál es nuestra tarea y la asumimos con compromiso de pertenencia y sentir colectivo. Mucho es lo que está en evaluación y pendiendo del acto electoral del próximo 24 de noviembre.

La fuerza política bien lo sabe y en forma serena, trata de acercarse a la gente de todos los segmentos sociales, procura en forma clara mostrar los por qué de aspirar a continuar transformando la vida social.

Nuestro programa de certezas y alcances que han gravitado en la vida de la población uruguaya, provoca esa necesidad de dialogar y de intentar mostrar más de todo cuanto hemos difundido.

En el programa de Vivienda para el quinquenio 2020 a 2025, el Frente Amplio se propone duplicar la inversión, buscando atender la preocupación de la casa propia.

El avance hacia el presente, no fue sencillo.  Hubo que recuperar de la quiebra al Banco Hipotecario del Uruguay (BHU), vaciado por los gobiernos tradicionales. Hoy, el BHU es líder en el mercado inmobiliario y lleva otorgados 16.000 préstamos desde 2008 hasta la fecha.

Además, fue creada la Agencia Nacional de Vivienda (ANV) que pasó a gestionar 54.176 créditos de la cartera social del BHU, de los cuales el 44% de los cuales ya fueron pagos.

La política de recuperación y habitabilidad de inmuebles, determinó que se hayan recuperado viviendas deshabitadas y edificios sin finalización, adjudicándose 3.118 nuevas viviendas en distintos puntos del país.

Fue creada la cartera de tierras e inmuebles que permitió la construcción de viviendas sociales en todo el país.

Salto es un claro ejemplo de la colaboración recíproca desde el gobierno departamental junto al Ministerio de Vivienda y la Agencia nacional.

En cuanto a nuestra economía, ha mostrado en estos últimos años un crecimiento menos vertiginoso pero a resguardo del desplome regional que invariablemente, nos ha alcanzado.

Sin embargo, Daniel Martínez se ha propuesto cinco puntos para activar y fortalecer la economía de Uruguay.

 1 – revertir la violencia y la inseguridad ciudadana avanzando hacia una comunidad que valore la diversidad y la convivencia.

2 – reducir las distancias sociales que aún existen y la pobreza que si bien ha descendido se sitúa en un 8,1%.

3 – transformar la matriz productiva avanzando hacia una economía que incorpore más conocimiento y un uso responsable de recursos naturales para generar nuevos puestos de trabajo.

4 – Seguir transformando la educación incorporando conocimiento para más igualdad de oportunidades.

Y el objetivo 5 consiste en hacer del Uruguay un país eficaz, eficiente, transparente y al servicio de la gente.

Hemos compartido y comunicado lo realizado y lo que se pretende hacia el futuro próximo.

Del otro lado, no hemos escuchado ni una sola propuesta. Una ley de urgente consideración que no se compartió esconde un feroz recorte y ajuste de todas las inversiones que nos han permitido crecer con igualdad. De nosotros depende, no caer en el abismo.

Deja Tu Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.