(Por el Dr. Álvaro Lima – Frente Amplio de Salto)

Un plan nacional que mejoró las rutas del país

La dinámica de trabajo en Salto con el arreglo sostenido de nuestras calles, avenidas y caminería en la ruralidad, con materiales de calidad probada en la carpeta asfáltica y hormigonado en distintos puntos; refleja la actividad incesante de reparación, mejoras y construcción a nuevo de varias de las rutas uruguayas.

Un eficiente y extenso plan nacional de inversiones se ha ejecutado en el período de 2015 a 2018; según nos muestra la rendición de cuentas.

Desde el Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP) y la OPP, se han destinado para las obras de infraestructura de varias rutas nacionales alrededor de 1.672 millones de dólares.

Todo ello en beneficio de la libre circulación de personas, bienes y servicios que han provocado múltiples beneficios.

El transporte de carga, los buses interdepartamentales de las más variadas empresas, el turismo nacional e internacional, trabajadores, estudiantes de todos los segmentos de enseñanza; encuentran condiciones de tránsito que refuerzan el desarrollo vial.

El gobierno nacional priorizó la infraestructura carretera y portuaria de Uruguay. Nuestra fuerza política ha invertido dinero donde era necesario hacerlo y en regiones que necesitaban intervenciones profundas.

Decíamos hace algunas semanas ya, que el ministro de Trasporte Víctor Rossi aspiraba a finalizar el actual mandato con 3.000 kilómetros de carreteras nacionales recuperadas.

Así lo manifestó en ocasión de la inauguración de la remodelada ruta número 30 en la zona norte. Más de 200 kilómetros a nuevo y cuatro puentes recuperados han reforzado la conectividad tan anhelada para los Departamento de Artigas, Rivera, Tacuarembó y conexión fluida con Brasil.

El gobierno de la fuerza política ha puesto énfasis en la importancia de mejorar la infraestructura de Uruguay. Se viene trabajando en la ruta n º 26 que atraviesa de osete a este el país, desde cerca de río Queguay en el Departamento de Paysandú hasta la ciudad de Melo.

La ruta número 3 cuenta con kilómetros y kilómetros de hormigonado en el tramo de Young a Trinidad, se han mejorado las rutas nacionales número 21 y número 24.

La participación pública – privada (PPP) ha permitido que empresas privadas constructoras muestren sus productos siguiendo las licitaciones adjudicadas. Se generan así, fuentes de trabajo locales y que redundan en la población uruguaya.

Pero esto no lo es todo. El apoyo que las intendencias han recibido de la OPP para invertir en la recuperación de la caminería rural es gravitante en la vida  de las localidades y sus poblaciones, así como del sector primario beneficiados en forma súper significativa.

Salto es una prueba de esto último. SE trabajan a razón de 1.00 kilómetros de caminos rurales recuperados anualmente, según los informes de Obras de la comuna que son revisados y presentados ante las autoridades nacionales.

Y qué  decir del interés de recuperación del transporte ferroviario. Se están reconstruyendo las vías férreas en varios ramales. El corredor de Rivera hasta Montevideo será un hecho concreto en poco tiempo.

Vivimos otro tiempo. Vuelven emociones de antes con el ferrocarril que aspira a nacer otra vez. Las rutas mejoran y el gobierno nacional no cesa de posar su mirada en lo más importante: un país con mejores condiciones de engancharse al mundo.

Deja Tu Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.