La historia del niño que estuvo dos días perdido en un bosque junto a un oso

Casey Hathway tiene tres años y estuvo durante dos días alejado de su familia. Se perdió en un bosque de Carolina del Norte, en Estados Unidos, pero gracias a un espectacular operativo de seguridad fue encontrado y contó que convivió con un oso mientras esperaba que lo rescaten.

Su desaparición se produjo el pasado martes, luego de salir a jugar con su hermana y un primo al jardín de la casa de su abuela, ubicada en el pequeño municipio de Ernul. Los chicos regresaron al interior de la vivienda, pero Casey no estaba con ellos.

La búsqueda empezó rápido. Primero fue la familia la que recorrió el bosque durante 45 minutos, pero al no encontrar rastros llamaron al 911 para hacer la denuncia. «Perdimos a mi nieto de tres años, estaba caminando por el bosque de atrás y no podemos encontrarlo», dijo la abuela por teléfono.

Equipos de búsqueda y rescate pusieron manos a la obra para analizar la zona. Decenas de voluntarios, el FBI y hasta el Cuerpo de Marines de los Estados Unidos se unieron para encontrar al nene, pero las primeras 24 horas de búsqueda no arrojaron buenos resultados.

Al momento de desaparecer Casey no estaba demasiado abrigado y la temperatura extremadamente fría hizo que la desesperación sea mayor. Las autoridades continuaron la búsqueda con helicópteros, aviones no tripulados y unidades K-9, según detalló el Director de Manejo de Emergencias del Condado de Craven, Stanley Kite. Mientras que un equipo de buzos recorrieron zonas con agua estancada.

Hasta que llegó el momento el alivio y tranquilidad. Fue el jueves por la noche, luego de que una persona reportara que escuchó los gritos de un nene en el bosque, a solo medio kilómetro de donde había sido visto por última vez, en la casa de la abuela.

Según reportaron los agentes que participaron del operativo, Casey fue encontrado mientras gritaba el nombre de su mamá. «Estaba empapado, con frío y enredado en arbustos espinosos cuando lo localizaron», afirmó Chip Hughes, del condado de Craven.

Pero el dato más llamativo de la historia surgió cuando el nene ya estaba otra vez con su familia, a quienes les contó que durante sus días perdido estuvo acompañado de un oso.

En una publicación de Facebook, la tía del Casey, Breanna Hathaway, relató: «Dijo que estuvo dos días con un oso. Dios le envió un amigo para que lo mantuviera a salvo». La tía aseguró que se encuentra «sano, sonriente y hablador», además de que estuvo en el hospital «comiendo y viendo series de televisión».

Incluso, la oficina del Craven County Sheriff’s publicó en su página de Facebook una foto de Casey junto a otra de un oso bajo un arcoiris y una frase de la Biblia que dice: «Mateo 18:2: Llamó a un niño pequeño y lo colocó entre ellos».

Deja Tu Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.