Una alegría inesperada en medio de la inundación

El pasado miércoles 16 de enero, mientras su familia había sido desplazada de su vivienda a causa de la creciente del río Uruguay y los efectos de las enchorradas, nació Isabella. Su mamá, Silvia Almeida, y su papá, Julio Da Rosa, junto a sus otras tres hijas, habían sido alojados el día anterior en el Hogar Estudiantil de la Intendencia de Salto, en barrio Dos Naciones, uno de los lugares acondicionados en esta oportunidad para recibir a damnificados por las inundaciones. La familia vive en Camino Rodríguez, en la zona de Daymán, donde perdieron casi todas sus pertenencias.

Si bien el parto se esperaba para febrero, en la noche en que se alojaron en el Hogar Estudiantil Silva rompió bolsa y fue trasladada al Hospital de Salto. Sobre el mediodía siguiente nació Isabella, con 2,5 kilogramos de peso, trayendo una nota de alegría inesperada a esta familia. La mamá comentó emocionada que «el nacimiento se adelantó por mis nervios pero ahora estamos muy contentos y muy tranquilos acá, esperando que baje el río».

El papá agradeció a los funcionarios por el cálido trato recibido y señaló que permanecerán en el Hogar varios días más, donde cuentan con atención permanente y condiciones apropiadas para atender a la pequeña y a sus tres hermanas. Desde el Programa Uruguay Crece Contigo (UCC-Mides) se le hizo entrega de una cuna, ropa y pañales.

Deja Tu Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.